Fernando Iglesias Sánchez

(Orense, 1909 - Buenos Aires, 1991) Actor de teatro y cine, conocido con el apelativo de Tacholas.

Desde muy pequeño gustaba de frecuentar las proyecciones de los cines de su ciudad. Estaba dotado de buena voz, lo que le llevó a formar parte del Coro Ruada y del Orfeón Unión Provincial Orensana. Trabajaba también como ayudante del fotógrafo Pacheco, hasta que con veinte años decidió marchar a Buenos Aires al encuentro de sus padres.

Una vez en la capital argentina, participó en numerosas actividades culturales (teatro, recitales y otros acontecimientos sociales), y llegó a convertirse en un personaje muy popular. La defensa de la galleguidad en el exilio y sus contactos con relevantes figuras de la política y la cultura gallega le llevaron a ser uno de los máximos defensores del pensamiento de Castelao.

Desde los cuarenta se consagró como un actor de prestigio; llevó a escena numerosas obras de autores gallegos y consolidó, con su trabajo en varias compañías, un teatro gallego de calidad (se recuerda su estrecha colaboración con el autor Daniel Varela Buxán y la actriz Maruja Boga). Su labor en los cincuenta le reportó grandes reconocimientos, y le permitió participar en la fundación del Teatro Popular Gallego, impulsado en 1957 por el escritor Eduardo Blanco Amor. Su calidad artística se vio respaldada por su asistencia en 1970 a los cursos impartidos por Lee Strasberg en Buenos Aires. En ellos, el director del Actor's Studio destacó su calidad interpretativa, de la que pronto se hicieron eco todos los medios.

También desarrolló, desde los años cuarenta, una intensa actividad radiofónica en emisoras como Radio Prieto, Radio Antártida y Radio El Mundo, entre otras. En los setenta intervino en espacios de televisión del Canal 13, tanto en programas publicitarios como en teatro cómico o series. Su relación con el mundo del cine se remonta a 1939, año en que trabajó en Mariñeiros, el documental que Xosé Suárez realizó para Cifesa y que finalizó en Argentina. Años más tarde, colaboró con Armando Hermida Luaces en Galicia al día (1959), un largo documental al que prestó su voz.

Al igual que había sucedido con el sainete de Vacarezza y los trabajos de Niní Marshall y Pepe Iglesias "El Zorro", Tacholas se enfrentó a todos aquellos autores teatrales y directores de cine que utilizaban al gallego como caricatura, en personajes que no se acercaban a la realidad. Por eso no dudó en imponer estas condiciones cuando le llamaron para participar en Chiruca (1945), de Benito Perojo. La actividad cinematográfica de Tacholas se centró en personajes sencillos, muchos de ellos encarnados por los propios emigrantes que vivían en Argentina.

Recibió por su trabajo en Crónica de una señora (1970), de Raúl de la Torre, el premio al mejor actor de reparto de la IV Semana de Cine Internacional de Mar del Plata. Fue especialmente alabada por la prensa su participación en Días de ilusión (1980), de Fernando Ayala. A lo largo de su vida cinematográfica trabajó también con directores como Leonardo Flavio, Héctor Olivera, Enrique Cahen Salaverry, Leopoldo Torre Nilsson, Luis Puenzo, Lucas Demare y otros.