Aram Ilich Jachaturián

(Aram Ilich o Ilyich Khachaturian o Jachaturián; Tiflis, 1903 - Moscú, 1978) Compositor y director de orquesta. En 1922 entró en la Escuela Gniessin de Moscú, y entre 1929 y 1934 completó su formación musical en el Conservatorio de Moscú, en las clases del propio Mikhail Gniessin, además de Gliére en instrumentación y de Nicolai Miaskovski, el representante del arte oficial del régimen, en composición. Todos estos músicos influyeron en él, así como Prokofiev, una vez vuelto éste a la antigua URSS.


Aram Jachaturián

Sus primeras obras son de esa época en el Conservatorio: la Tocata y el Trío para violín, piano y clarinete, de 1932; y una Suite de danzas de 1933. Ya en estas obras exhibe su principal característica, la inspiración en la tradición musical armenia. La Primera Sinfonía, escrita en 1934 con motivo del décimo quinto aniversario de la República Soviética de Armenia, sigue esa tendencia de integrar la cultura de su pueblo dentro de la rusa.

En 1936 compuso el Concierto para piano, obra de ritmos complejos y expresivos al mismo tiempo, con la cual se dio a conocer al público de su país. En el Poema a Stalin (1938), una de sus composiciones más conocidas, concilia de nuevo los folclores caucásicos con un desarrollo sinfónico elaborado, en el que se aprecia la influencia de Tchaikovsky. En 1940 compuso Concierto para violín, obra de gran lirismo, dedicada al violinista David Oistrakh.

Khachaturian consiguió el reconocimiento internacional con su obra más emblemática, Gayaneh, de 1943. Se trata de un ballet que representa la historia épica de una mujer patriota cuyo marido comete traición al pasarse al enemigo. Se compone de diferentes danzas, entre las que destaca la "danza del sable". El estilo épico se acentúa en su Tercera sinfonía de 1947, ya que es una obra que conmemora el trigésimo aniversario de la Revolución Rusa.

A pesar de esto, Khachaturian, al igual que otros ilustres compositores rusos, no escapó a las críticas que le acusaban de tendencias antirrevolucionarias, así como de distorsiones formalistas contrarias a la ortodoxia cultural del régimen. A principios de la década de 1950 viajó a Italia para formar parte de una delegación soviética y comenzó a escribir el ballet Spartacus. En estos años comenzó a dedicarse a dirigir orquestas y a la enseñanza en el Instituto Giessin y en el Conservatorio de Moscú.

Tras la muerte de Stalin (1953), se unió a las voces que pedían mayor libertad creadora, aunque se mostró contrario al serialismo y otras experimentaciones de la música occidental. En 1954 fue nombrado "artista del pueblo de la URSS" y en 1959 recibió el premio Lenin por Spartacus, además de ser diputado del Soviet Supremo. También compuso música para películas: Vladimir Ilich Lenin, de 1948, y la famosa Batalla de Stalingrado, de 1949.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información