Jimmu Tenno

(711 a.C. - 585 a.C.) Emperador legendario que, según la tradición, fundó la nación japonesa. Descendiente de la diosa del sol, Amaterasu, Jimmu Tenno completó la pacificación del Japón y, en el año 660 a.C., ocupó el trono del recién creado Imperio japonés.


El emperador Jimmu

El nacimiento del Japón se halla relatado en crónicas como el Nihon shoki o Nihongi (Crónicas de Japón), compilado el 720 d.C. El Nihongi está escrito en chino, y sus treinta volúmenes abarcan toda la historia del país, desde los orígenes míticos hasta el año 697 d.C. Los dos primeros volúmenes contienen la teogonía y la cosmogonía indígenas, y prosiguen la narración describiendo la fundación de la nación y el estado japonés por obra de Jimmu Tenno.

De este primer emperador se cuenta su expedición a la isla de Hondo y las luchas que hubo de sostener con los aborígenes Ainu, así como la expedición a Corea, entre otros episodios. La narración está en forma de crónica, con la indicación precisa de la fecha en que tuvo lugar cada uno de los acontecimientos, aun de aquellos ocurridos antes de la introducción en el archipiélago de la escritura china (siglo V) y de la adopción de un sistema para la notación del tiempo.

Sobre esta ficticia cronología del Nihongi se basa la actual era japonesa, introducida por el gobierno en 1872, en la que los años se cuentan a partir del 660 a.C. De acuerdo con esta tradición, el 11 de febrero del año 660 a.C., Jimmu Tenno fue elevado al trono imperial en Kashiwabara, en la provincia de Yamato.

Cómo citar este artículo:
Ruiza, M., Fernández, T. y Tamaro, E. (2004). . En Biografías y Vidas. La enciclopedia biográfica en línea. Barcelona (España). Recuperado de el .

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información