Quincy Jones

(Quincy Delight Jones Jr.; Chicago, 1933) Músico, compositor, arreglista y productor discográfico estadounidense cuya obra musical destacó siempre por la perfecta mixtura de temas y ritmos. Como músico se dedicó al rhythm and blues, y en el resto de sus facetas ha tocado tantos estilos de música que sería largo enumerarlos: van desde el jazz al rap, pasando por todo lo imaginable.


Quincy Jones

Además de haber hecho de todo en el mundo de la música, lo ha hecho suficientemente bien como para acumular diversos Grammy en varias categorías. Quizás su secreto para hacer mucho, en todos los campos y bien, haya sido trabajar siempre con músicos de primer orden, como Dizzy Gillespie. La producción en 1985 de USA for Africa, que culminó con la canción We are the world (en cuya grabación participaron los más prestigiosos músicos pop del momento: Bruce Springsteen, Michael Jackson, Cindy Lauper, Stevie Wonder, Diana Ross y un largo etcétera) fue el proyecto monumental que consagró a Jones definitivamente como productor.

Este genio de la música moderna creció en Seattle y a los doce años, como muchos muchachos de color, entró en un grupo de Gospel. Un par de años más tarde conoció a un joven Ray Charles y tocó en varios clubes de jazz. Ya en Nueva York, trabajó como arreglista de reputados músicos como Dizzy Gillespie y acompañó en una gira de tres años a Lionel Hampton.

A finales de los cincuenta ejerció en París de director musical del importante sello discográfico de jazz Barclay. De regreso a Nueva York trabajó como jefe de A&R (departamento encargado de la búsqueda de artistas) de Mercury Records hasta el año 1968, y al año siguiente comenzó a grabar de nuevo. Una de sus últimas creaciones antes de ese paréntesis musical había sido Big Band Bossa Nova (1962), uno de sus mayores éxitos.

A lo largo de años sucesivos, su actividad sería determinante para las carreras de artistas como Aretha Franklin, Chaka Khan, George Benson o Michael Jackson. También se prodigó en la creación de bandas sonoras, de las que llegó a producir más de una treintena, con títulos tan destacados como In the heat of the night (1967) o The colour purple (1987); creó asimismo la música de numerosas series de televisión, como Raíces.

A principios de los ochenta fundó su propia discográfica, Qwest. En los últimos años su actividad se ha centrado en las tareas de dirección del sello discográfico y en la producciones para otros artistas, como el ya citado proyecto USA for Africa, que llevaría al número uno el tema We are the world. De su propia producción destacan Body heat (1974), Sounds - And stuff like that (1978), The dude (1981) y Live at Montreux (1993), grabado junto a Miles Davis. Para Back on the block (1989) contó con la colaboración de una interminable lista de artistas, como el reverendo Jesse Jackson, Ella Fitzgerald, Al Jarreau, Barry White, Miles Davis o Ice-T.