Jacob Jordaens

(Amberes, 1593 - id., 1678) Pintor flamenco. Fue discípulo de A. Van Noort e inició su trayectoria realizando cartones para tapices y algunas decoraciones. Poco tiempo después de comenzar su trayectoria artística como pintor (1617), desempeñó el cargo de decano en el gremio de pintores de Amberes, al que estaba inscrito desde 1615.


El sátiro y el aldeano, de Jordaens

Cronista de la vida flamenca, Jordaens fue, al tiempo, un turbio decorador de iglesias y de palacios, cuya sensual dinámica ejercitó con más inspiración pagana que sentimiento místico. El conjunto de su producción se caracteriza por obras sólidas de luces violentas (Los evangelistas, Alegoría de la fecundidad y El triunfo de san Pedro), que, con posterioridad, se orientan hacia un lirismo exuberante, bajo una forma a veces vulgar de exaltación de la alegría popular y burguesa (numerosas versiones de El sátiro y el aldeano, El rey bebe y El concierto de familia).

Participó con el taller de Rubens en la decoración de la ciudad de Amberes (1635), con motivo de la «feliz entrada» del cardenal infante y, tras la muerte del maestro, en la finalización de los lienzos destinados a la Torre de la Parada, representación de las Metamorfosis de Ovidio.

En 1649 se le encargó la decoración de la sala de Orange en la casa del Bosque, donde, entre otras obras, pintó El triunfo de Federico Enrique de Nassau, que le permitió mostrar sus cualidades de escenógrafo barroco. Después de 1654 pintó, por encargo del rey Carlos Gustavo de Suecia, doce cuadros con temas de La pasión. Tuvo un hijo, Jacob Jordaens el Joven (Amberes, 1625-?, Dinamarca), también pintor, de quien, con seguridad, sólo se conoce una obra, expuesta en el museo de Amiens.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información