Juan I de Aragón

(Juan I de Aragón, llamado el Cazador o el Amador de la Gentileza; Perpiñán, 1350 - Foixá, 1396) Rey de Aragón (1387-1396). Hijo y sucesor de Pedro IV el Ceremonioso y de Leonor de Sicilia, Juan I de Aragón abandonó la política anglófila de su antecesor y firmó una alianza con Francia (1387). En la cuestión del cisma de Occidente apoyó al papa de Aviñón, Clemente VII.


Juan I de Aragón

Pactó una alianza con Castilla (1387) y firmó un tratado con Navarra sobre la limitación de fronteras (1388). En 1390 derrotó a las tropas invasoras del conde de Armagnac, que alegaba derechos sobre el reino de Mallorca. En 1391 se produjo una matanza de judíos en diversas ciudades de Cataluña. Sofocó la revuelta de Sicilia (1393), donde se había proclamado rey a Luis de Durazzo (1393). En 1388-1390 perdió los ducados de Atenas y Neopatria.

Débil de carácter y no muy dotado para las labores gobierno (prefería la caza, de donde viene su sobrenombre), Juan I de Aragón fue en cambio un monarca protector de la cultura; a él se debe la creación de los juegos florales de Barcelona. Al morir sin descendencia hubo de sucederle en el trono su hermano Martín, que reinaría como Martín I de Aragón (1396-1410).

Cómo citar este artículo:
Ruiza, M., Fernández, T. y Tamaro, E. (2004). . En Biografías y Vidas. La enciclopedia biográfica en línea. Barcelona (España). Recuperado de el .

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información