Friedrich Maximilian von Klinger

(Frankfurt del Main, 1752 - Dorpat, 1831) Escritor alemán. Fue, con Goethe, promotor del prerromanticismo alemán, que tomó nombre del título de uno de sus dramas, Sturm und Drang (1776). Es autor de dramas (Otto, 1775; La mujer doliente, 1775; Los gemelos, 1776) y de la Vida, hazañas y viajes al infierno de Fausto (1791).


Friedrich Maximilian von Klinger

Hijo de una familia muy modesta, quedó pronto huérfano de padre. Se distinguió por su precocidad intelectual, y, gracias a la ayuda de algunos bienhechores, pudo estudiar jurisprudencia. Atraído sin embargo por el teatro, escribió en 1774 su primer drama, Otto, al que siguieron rápidamente (como "una explosión de despecho", según él mismo dijo) Das leidende Weib (La mujer doliente, 1775), Die Zwillinge (Los mellizos, 1776), Die neue Arria (La nueva Arria, 1776), y Simson Grisaldo (1776).

La obra a la cual se halla vinculada su celebridad es el drama Sturm und Drang (Tempestad y pasión), de 1776, que había de dar nombre a toda una importante corriente literaria. Amigo de Goethe, aquel mismo año Klinger pasó algún tiempo en Weimar con él; pero, deterioradas las relaciones entre ambos, se unió como dramaturgo a la compañía de Seyler, y luego, en 1778, ingresó en la carrera militar. Transcurrido un bienio pasó al servicio de Rusia, y llegó a oficial ordenanza del gran duque Pablo, en cuyo séquito realizó en 1781 un viaje a Italia.

Sus virtudes militares le llevaron a un rápido ascenso, y en 1798 era ya general. Fue director de la escuela de cadetes, y luego administrador de la Universidad de Dorpat. Muy apreciado en la corte, siguió escribiendo dramas, aun cuando la producción mejor del periodo ruso está integrada por las novelas, entre las cuales hay que destacar Vida, hazañas y viajes al infierno de Fausto.

En 1790 había contraído matrimonio con una rusa, que le dio tres hijos; dos de ellos fallecieron niños aún, y el tercero, asimismo oficial, fue herido en la batalla de Borodino y no sobrevivió a la amputación de un pie. Lleno de aflicción, Klinger no escribió ya nada más, y poco a poco abandonó todos sus cargos; reanudó por correspondencia su antigua amistad con Goethe; pero era ya entonces un hombre acabado, sin mucho que decir.

La obra de juventud de Friedrich Maximilian von Klinger comprende apasionados dramas como Das leidende Weib (La mujer doliente, 1775), sobre el adulterio y los conflictos provocados por un amor romántico, o Die Zwillinge (Los mellizos, 1776), con parecida temática: celos, odio, parricidio. Su drama Sturm und Drang (traducida como Tempestad y pasión o Tormenta e ímpetu, 1776), que dio nombre al movimiento prerromántico de la literatura alemana cercano al clasicismo, plantea el odio entre dos familias aristocráticas inglesas, cuyos hijos se aman y consiguen, con el telón de fondo de la guerra de independencia estadounidense, la reconciliación. Es notable por su modernidad y las ideas de libertad de influencia roussoniana que contiene. En su madurez, en cambio, Klinger escribió austeras novelas de formación, entre las que destaca Fausts Leben, Taten und Höllenfahrt (Vida, hazañas y viajes al infierno de Fausto, 1791), primer volumen de una serie de diez novelas en las que se anticipó a Goethe en la recuperación del mito popular.