Max Klinger

(Leipzig, 1857-Grossjena, 1920) Escultor, pintor y grabador alemán. Asistió a la Escuela de Bellas Artes de Karlsruhe, fue discípulo de Gussow en Berlín y trabajó en el estudio de Böcklin. Inició su carrera como grabador y como pintor. Con posterioridad, tras una estancia en París y en Roma e influido por Rodin, empezó a interesarse por la escultura; algunas de sus obras más notables en este ámbito son el monumento a Beethoven en Leipzig (1902) y la cabeza de W. Wundt (1908).