Rodolphe Kreutzer

(Versalles, Francia, 1766 - Ginebra, Suiza, 1831) Violinista, compositor, pedagogo y director de orquesta francés. Su nombre es hoy conocido, sobre todo, por la dedicatoria que Beethoven le hizo de su Sonata para violín y piano Op. 47, una monumental partitura que, paradójicamente, Kreutzer nunca interpretó al considerarla inabordable.


Rodolphe Kreutzer

Hijo de un violinista, fue su padre quien le enseñó los primeros rudimentos de su instrumento músico; prosiguió con sus estudios musicales bajo la tutela de Anton Stamitz. A los trece años debutó en París, en la doble faceta de compositor e intérprete, con un concierto de violín de su autoría, iniciando desde ese momento una carrera de virtuoso que le ganó el aplauso de toda Europa.

Su estilo destacó por su carácter cantabile e interiorizado, alejado del exhibicionismo propio de otros violinistas. La mayor parte de su producción musical, en la que se cuentan diecinueve conciertos para violín, cuarenta estudios para violín y una cuarentena de páginas escénicas, entre óperas y ballets, no ha superado la prueba del tiempo.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información