Lorenzo Latorre

(Montevideo, 1844 - Buenos Aires, 1916) Militar y político uruguayo. Perteneciente a una familia de extracción humilde, tomó parte en la guerra civil de 1863 y en la Guerra de la Triple Alianza contra Paraguay entre 1865 y 1868.

El 15 de enero de 1875 encabezó la rebelión militar que derrocó al presidente José Eugenio Ellauri y aupó al poder como Gobernador Provisorio a Pedro José Varela, de cuyo gabinete fue Latorre ministro de Guerra y Marina.

A partir de entonces, fue el verdadero dueño de la situación política. El 19 de enero selló el pacto de La Florida con el caudillo del Partido Blanco, Timoteo Aparicio, para evitar una posible guerra civil. El 10 de marzo de 1876, después de producirse una oleada de disturbios populares por la desastrosa situación económica del país, Latorre dio un nuevo golpe de Estado para derrocar a Varela, su hombre de paja hasta ese momento, y erigirse en nuevo presidente de la República.

Durante sus cuatro años al frente del gobierno, Latorre desempeñó una fundamental labor de pacificación, logrando acabar con la delincuencia rural que había sumido al país en la anarquía e impedía la construcción de un verdadero estado nacional.

También emprendió la reforma educativa, estableciendo la obligatoriedad de la enseñanza del castellano en las escuelas. Empleó quizá excesivos recursos del Estado en el embellecimiento suntuario de Montevideo y en la creación de numerosas fundaciones benéficas. Promulgó diversos Códigos jurídicos y fomentó la construcción de infraestructuras modernas, como el ferrocarril o las líneas telegráficas, gracias a la inversión de capitales británicos. Trató de romper el poder de los caudillos interiores, para fortalecer el de la administración central, lo que le atrajo la oposición de la oligarquía tradicional. Pero logró limitar el poder de muchos de los caudillos locales y pacificar el campo uruguayo, lo que favoreció la expansión agropecuaria de la economía uruguaya.

Después de modificar la legislación electoral por medio de un decreto ley de noviembre de 1878, el 1 de marzo del año siguiente Latorre resultó elegido presidente de la República. Pero su mandato duró apenas un año, debido a la total falta de apoyos del presidente entre la clase política, el ejército y el pueblo. El 13 de marzo de 1880 se vio obligado a renunciar a la presidencia y a partir hacia el exilio. Se estableció en Argentina, donde murió a los 76 años. En 1975 sus restos fueron repatriados al Uruguay, y recibidos por el Presidente de la República, Doctor Juan María Bordaberry, se depositaron en el Panteón Nacional del Cementerio Central de Montevideo.

Más información en el especial sobre Lorenzo Latorre.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información