Numa Pompilio Llona

(Manuel Pompilio Llona y Echeverri; Guayaquil, 1832-1907) Poeta ecuatoriano, uno de los más distinguidos representantes del tránsito del romanticismo al modernismo. Numa Pompilio Llona cursó sus primeros estudios en la ciudad colombiana de Cali (1836-1844). En 1845 se trasladó a la capital de Perú, Lima, en cuya Universidad de San Marcos siguió estudios de derecho.


Numa Pompilio Llona

Profesor luego de dicha universidad, pasó una larga temporada en Europa, como cónsul del Perú en España, Italia y Francia; en este país se relacionó con Víctor Hugo, Alphonse de Lamartine, George Sand y otras destacadas figuras del romanticismo. En 1882 regresó a Ecuador, donde había sido nombrado rector de la Universidad de Guayaquil. Posteriormente representó a Ecuador en Colombia (1885), residió de nuevo en Lima y volvió finalmente a su ciudad natal, donde fue coronado como poeta nacional en un homenaje público celebrado en 1904.

Numa Pompilio Llona fue un poeta muy leído en su época; el paso del tiempo, sin embargo, terminaría relegándolo casi al olvido. El contenido filosófico de sus poemas, más o menos profundo, gozó de gran aceptación en el último tercio del siglo XIX, época que aplaudía a poetas como los españoles Ramón de Campoamor y Gaspar Núñez de Arce, cuya obra también sería olvidada con el auge del modernismo.

En esta línea filosófica y excesivamente declamatoria, en la que entretejió enigmas filosóficos con cuestiones religiosas y morales en un tono pesimista, se inscriben sus libros Los caballeros del Apocalipsis (1869), Noches de dolor en las montañas (1872) y La odisea del alma (1876); este último entusiasmó al poeta argentino Rafael Obligado, aunque quizás lo más interesante de su obra poética sean sus sonetos.

Otros títulos de su producción son La escuadra española en las costas del Perú (1865), Cantos americanos (1866), Cien sonetos (1847), Clamores de Occidente, Cien sonetos nuevos (1880), Cantos patrióticos y religiosos (1881), Poemas amatorios y diversos (1882) y La estela de una vida (1893). Su influencia en Ecuador, Perú, Colombia e Hispanoamérica en general como introductor de tendencias literarias en aquel entonces nuevas es innegable. En la historia de la lírica ecuatoriana, su obra representa el eslabón intermedio entre el neoclasicismo de José Joaquín Olmedo y el modernismo finisecular.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información