Josep Llorens Artigas

(Barcelona, 1892 - Gallifa, 1980) Ceramista español. Estudió en la Escuela de Bellas Artes de Barcelona. Su cerámica, en especial la realizada en gres, destaca por la pureza y sencillez de la forma y por la decoración resultante de la cocción a elevada temperatura. Colaboró con Picasso y con Miró (sede de la Unesco en París, Universidad de Harvard y aeropuerto de Barcelona) y desempeñó una notable función renovadora en el ámbito de la cerámica europea.

Tras recibir su formación cultural y artística en la ciudad condal, Josep Llorens Artigas inició en 1917 su labor como crítico de arte en el diario barcelonés La Veu de Catalunya y viajó por primera vez a París con una beca que le concedió la Mancomunidad de Cataluña. En París se unió a los vanguardistas del momento: colaborando con otros artistas, fundó el grupo Courbet, del que fue su teórico y principal animador; participó asimismo en obras conjuntas con Raoul Dufy, Albert Marquet y Georges Braque.

Trabó también amistad con Picasso, pero fue sobre todo amigo, compañero y colaborador de Joan Miró. Encontró a éste en París, cuando el futuro gran maestro, joven, solo y pobre, acababa de llegar al centro mundial del arte. Unidos por una larga y profunda amistad, juntos trabajaron en descubrir la pureza estilística, cada uno en su vertiente especial. Su colaboración mutua fue fecunda y continuada.


Detalle del Muro de la Luna (1955), de Miró y Artigas

Llorens Artigas alcanzó muy pronto un pleno dominio de la técnica cerámica; investigó en la obtención de nuevas pastas y esmaltes, pero las formas siempre fueron de una simplicidad y estilización muy precisa, sin falsos decorativismos. La pureza y la elegancia fueron sus características. Junto a los objetos utilitarios, Llorens Artigas realizó, sobre la base de pinturas de Miró, los plafones cerámicos titulados el Muro del Sol y el Muro de la Luna para la fachada de la sede de la Unesco en París (1955). A su colaboración también se deben los murales para la Universidad de Harvard (1960), para el aeropuerto de Barcelona (1971) y para el Museo Guggenheim de Nueva York.

En 1941 inició su actividad como profesor de cerámica en la barcelonesa Escuela Massana, lo que le permitió extender su influencia sobre los ceramistas jóvenes. En 1981 se celebró en varias localidades españolas una importante exposición retrospectiva de su obra. De sus trabajos escritos cabe citar Las pastas cerámicas y los esmaltes azules del antiguo Egipto (1922), tesis doctoral que presentó en la Sorbona de París; Formulario y prácticas cerámicas (1947); Esmaltes y colores sobre vidrio, porcelana y metal (1950), y, en colaboración con C. Matheos y F. Català Roca, Cerámica popular (1970).

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información