Teodoro Llorente

(Teodor Llorente; Valencia, 1836 - id., 1911) Escritor español en lenguas catalana y castellana. Fue el gran promotor de la Renaixença en el área valenciana y uno de los fundadores de la sociedad literaria Lo Rat Penat. Autor de Valencia, sus monumentos y sus artes. Su naturaleza e historia (1887-1888), lo más importante de su obra se halla en sus dos colecciones de poesías en catalán: Librito de versos (1884) y Nuevo librito de versos (1902).


Teodor Llorente

Licenciado en derecho y filosofía y letras por la Universidad de Valencia, Llorente dirigió los diarios La Opinión (1861), que adquirió en 1866 y denominó Las Provincias, y El Panorama (1868-1870). Miembro del partido conservador, durante la restauración monárquica en España en la persona de Alfonso XII fue elegido diputado (1891 y 1899) y senador (1896). Vinculado a la Renaixença valenciana, fue uno de los fundadores de la sociedad literaria Lo Rat Penal (1878).

Escribió su primera obra, el drama en verso Delirios de amor (1853), en castellano, y posteriormente, tras conocer a Marià Aguiló y la obra de Joaquim Rubió i Ors, compuso el resto de su producción poética en catalán. De ésta, las dos obras más importantes son Llibret de versos (Librito de versos, 1884) y Nou llibret de versos (Nuevo librito de versos, 1902), que tuvo en 1909 una segunda edición muy aumentada y precedida de un prólogo de Marcelino Menéndez Pelayo.

Estas obras traducen, con el ímpetu romántico propio de la época, la sencilla y candorosa espiritualidad del poeta, vinculada a los postulados de la tradición cristiana más genuina y conservadora. En ellos descubrimos dos vetas de inspiración: por una parte la de las composiciones de gran aparato retórico, de tema patriótico, en los que exalta la lengua, la tierra y sus glorias pasadas; este grupo desciende a veces a la poesía de circunstancias, con la poetización de solemnidades de la vida cultural y civil de Valencia. El segundo grupo lo forman las composiciones de tono intimista y sencillo, nutrido por temas extraídos de la vida humilde y familiar, con su ejército de dóciles y resignadas virtudes: el amor conyugal, el tierno recuerdo de los hijos desaparecidos, las lágrimas de la viudez o el simple amor a la tierra.

Por debajo de estas dos venas temáticas, cabe señalar la totalidad de presencia del paisaje valenciano, pródigo y luminoso, que constituye la nota distintiva de su obra. Sus grandes aciertos de poeta son "La barraca", poema descriptivo y noblemente retórico, que es, para Menéndez Pelayo, el "punto culminante y supremo de su arte lírico", y "Vora el barranc dels Algadins ", en la que es perceptible una alada síntesis del paisaje junto a una contenida nostalgia. Recordemos, finalmente, la fina "Cançoneta amorosa", "La cançó dels teuladins", la amplia retórica de "València y Barcelona", el "Cant darrer", etcétera. Llorente ejerció una influencia decisiva en el ambiente intelectual de la Valencia de la época, encaminándolo hacia las fórmulas del Romanticismo tradicional y cristiano, y constituye una de las figuras más importantes de la poesía catalana decimonónica.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información