Manuel II de Portugal

(Lisboa, 1889 - Twickenham, 1932) Último rey de Portugal. Reinó sólo durante dos años (1908-1910), año en se proclamó la República de Portugal. Perteneciente a la dinastía de Braganza, fue hijo segundo de Carlos I de Portugal y de Amelia de Orleáns. Comenzó sus estudios bajo la dirección del profesor alemán Franz Kerausch. El príncipe Manuel acompañó a su madre y a su hermano Luis Felipe en 1903, en un periplo que incluyó Jerusalén, Egipto y Grecia. Recibió una educación militar desde temprana edad, sentando plaza de aspirante a la marina en 1904 e iniciando un curso en la Escuela Naval tres años después.

En 1908, siendo duque de Beja, se convirtió en rey de Portugal, después de que un atentado anarquista en Lisboa se cobrase las vidas de su padre y de su hermano el heredero (1 de febrero), resultando herido el propio Manuel. La muerte de Carlos trajo la caída del régimen dictatorial de Joao Franco, que había sido sostenido por el fallecido monarca. El 3 de febrero Manuel II encargó al almirante Ferreira do Amaral que formase un nuevo gobierno, en el que se integraron representantes de las principales fuerzas políticas del país, y realizó una proclama en la que manifestó su intención de mantener una rígida observación de la Constitución.

Se declaró una amnistía para los presos políticos y se convocaron elecciones para el 5 de abril. Durante la celebración de las mismas se produjeron graves altercados en Lisboa entre la guardia municipal y el pueblo, en el que murieron catorce personas y fueron heridas más de cien; ésta era sólo una de las manifestaciones del auge que en aquella época experimentó el movimiento republicano en Portugal, empujado por la asociación secreta "Carbonária", que intensificó la propaganda republicana; al mismo tiempo se desarrollaron las intrigas y enfrentamientos personales entre los políticos de los partidos monárquicos. El resultado de las elecciones tampoco dejó dudas, siendo elegidos al Parlamento varios diputados de ideología republicana y ganando los republicanos las elecciones municipales de Lisboa.

Manuel II fue coronado en Lisboa el 6 de mayo de 1908 y en adelante se dedicó a los asuntos del Estado, no dejando de asistir a ninguna de las reuniones del Consejo. El principal problema interno a que tuvo que enfrentarse el joven rey fue el derivado del escándalo financiero en torno al monopolio del azúcar y del alcohol en la isla de Madeira, en el que estaban implicados personajes muy próximos al rey.

En noviembre Manuel realizó una visitas programadas por el país, recorriendo Oporto, Braga, Viana do Castelo, Guimares, Santo Tirso y otros lugares, visitando fábricas y manteniendo contactos con los socialistas. En diciembre cayó el gobierno de Ferreira do Amaral y fue sustituido por el del regeneracionista Campos Henriques, que ejerció una férrea defensa de la monarquía. Entretanto el rey se interesó en asuntos sociales, que discutió con el presidente del Consejo.

En febrero de 1909 Manuel II mantuvo un encuentro con el monarca español Alfonso XIII en Vila Viçosa, lo que desencadenó las protestas de un cada vez más amplio sector republicano. El enfrentamiento entre monárquicos y republicanos se reflejaba en las tumultuosas sesiones parlamentarias y en la caída de Campos Henriques y su sustitución por Sebastiao Teeles, Venceslao de Lima y Veiga Beirao, sucesivamente. Comenzaron a producirse ataques contra la Compañía de Jesús. En noviembre el rey realizó viajes oficiales a España e Inglaterra, entrevistándose con sus respectivos reyes; en Windosr, donde el objetivo era establecer una alianza con los ingleses para amparar el precario trono, fue condecorado con la Orden de la Jarretera.

En las elecciones generales del 28 de agosto de 1910, la representación republicana se duplicó; el 3 de octubre del mismo año estalló en Lisboa una revolución republicana. Ante el peligro, Manuel dejó Lisboa y embarcó en el Amélia rumbo a Ericeira. La República fue proclamada el 6 de octubre y el rey viajó a Oporto, donde esperó la llegada de la familia real. Después navegaron hacia Gibraltar, siendo recibidos con todos los honores por orden del gobierno británico. A mediados de octubre viajaron hasta Plymouth y desde allí a Woodorton, palacio del duque de Orleáns, para finalmente establecerse en Richmond.

El 13 de noviembre de 1913 Manuel II casó con la princesa Augusta Victoria de Hohenzollern y ambos fijaron su residencia en Twickenham. El depuesto rey jugó un papel fundamental para hacer que su país entrase en la Primera Guerra Mundial del lado de los aliados. Durante su estancia en Twickenham dedicó su tiempo al disfrute de la música (llegó a ser un buen organista) y al estudio de la literatura. Mantuvo frecuente correspondencia con los doctores Jose Maria Rodrigues y Antonio Baiao, manifestando un gran interés por la historia de la literatura portuguesa. Escribió un tratado sobre libros antiguos titulado Livros Antigos Portugueses, 1489-1600, Da Biblioteca de Sua Majestade Fidelíssima, descritos por S. M. El-Rey, publicado en Cambridge. Murió a causa de un edema de garganta, sin dejar descendencia. Sus restos mortales fueron trasladados a Portugal, donde fueron enterrados con un imponente funeral.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información