Agapito Marazuela

(Agapito Marazuela Albornos; Valverde de Majano, 1891 - Segovia, 1983) Folclorista y musicólogo español. Recopilador por Castilla la Vieja de material musical en vías de extinción (tonadas y romances populares, melodías para tamboril y dulzaina), demostró el origen berberisco de la música castellana. Es autor del Cancionero segoviano (1964) y fundador de una escuela de dulzaina en Segovia.


Agapito Marazuela

Agapito Marazuela formó su sensibilidad y gusto musical entre las canciones que cantaba la madre y las elementales clases de guitarra del padre. Desde muy niño se sintió atraído por la música de los dulzaineros que pasaban de vez en cuando por su pueblo y que (según él mismo refiere) influyeron en su formación de futuro virtuoso de la dulzaina. En 1898 se sometió a una delicada operación de cataratas que le costó la pérdida de la visión del ojo derecho y parte de la del izquierdo. La dificultad de lectura a la que se vio abocado desde entonces condicionó sus estudios y le obligó a desarrollar una gran capacidad memorística que, con el tiempo, favoreció su calidad de intérprete.

A partir de 1904 asistió en Valladolid a las clases del dulzainero Ángel Velasco, su gran maestro, músico que transformó la dulzaina (fundamentalmente diatónica) en un instrumento cromático, al añadir unas llaves que mejoraban la digitación. Mientras tanto, Marazuela se fue familiarizando con las canciones populares de pastoreo, laboreo y matanza y con los cantos amorosos y religiosos que oía por los pueblos de su provincia.

Convocado en Madrid el Concurso Nacional de Folclore del Ministerio de Instrucción Pública (1934), se apresuró a compilar los cantos y las músicas (temas para dulzaina principalmente) de las provincias de Ávila, Valladolid y Segovia. El trabajo, titulado originalmente Cancionero de Castilla la Vieja, consiguió el primer premio del concurso y fue publicado, en 1964, bajo el título de Cancionero Segoviano; también fue conocido, a partir de una reedición de 1981, como Cancionero de Agapito Marazuela o Cancionero de Castilla.

Esta fundamental recopilación folclórica, que muestra los orígenes árabes de la música castellana, consta de doce secciones musicales con 337 canciones, textos literarios e índices de cantores, dulzaineros y tamborileros; los ejemplos musicales están formados por rondas, romances, jotas, dianas, reboladas, pasacalles, paloteos, fandangos, canciones de boda, religiosas, de oficio, infantiles y nanas, además de numerosas notaciones de ritmos diversos.

Los años de posguerra fueron especialmente difíciles para Marazuela; en 1939 fue encarcelado por sus ideas políticas y pasó seis años en la cárcel. Gracias al esfuerzo de apoyo en su favor de admiradores y amigos, se consiguió que fuera nombrado catedrático de folclore en Segovia; pero su desarrollo profesional no resultó en absoluto fácil, debido, sobre todo, a su adscripción al Partido Comunista de España (PCE). Todavía en 1977, las autoridades de Madrid prohibieron el homenaje nacional que se le había preparado.

Agapito Marazuela fue Académico de Mérito de la Academia de Historia y Arte de San Quirce, y miembro de la Asociación Española de Etnología y Folclore y de la Corporación Científica del Instituto de Etnografía y Folclore de Santander. Le fueron concedidas la Medalla de Oro de la provincia de Segovia y la de Plata de la ciudad de Segovia.