Margarita de Austria

(Bruselas, 1480 - Malinas, 1530) Duquesa de Saboya y gobernadora de Países Bajos. El emperador Carlos V (I de España) contó con la valiosa colaboración de su tía Margarita de Austria, que gobernó con eficacia los Países Bajos y actuó en la política europea como hábil embajadora de los intereses imperiales.


Margarita de Austria

Hija del archiduque Maximiliano I de Habsburgo (posterior emperador alemán) y de María de Borgoña, Margarita de Austria nació en Bruselas, Flandes, el 10 de enero de 1480. En 1483 fue prometida al príncipe Carlos (futuro Carlos VIII de Francia) pero, roto el compromiso por éste, contrajo matrimonio con el príncipe Juan, primogénito de los Reyes Católicos, quien murió a los pocos meses. En 1501 casó en segundas nupcias con Filiberto II, duque de Saboya, quien murió en 1504.

En 1507, Maximiliano I otorgó a Margarita la regencia de los Países Bajos durante la minoría del infante Carlos (futuro Carlos V). Al año siguiente, la gobernadora participó en la creación de la Liga de Cambrai, en la que se unieron Maximiliano I, Luis XII de Francia, Fernando el Católico y el papa Julio II contra Venecia. Su política se inclinó en favor de Inglaterra, encabezando el partido anglófilo de Bruselas frente a Francia.

En 1515 se retiró a Malinas; pero, dos años después, Carlos V volvió a confiarle el gobierno de los Países Bajos. Margarita impuso gravosos tributos para sufragar la política del monarca y vio extender sus dominios hacia el nordeste. Hábil negociadora, intervino en la elección imperial en 1519 e hizo de mediadora del emperador en la paz de las Damas, en 1529, junto con Luisa de Saboya, que representaba a su hijo Francisco I de Francia. Margarita de Austria murió en Malinas, en los Países Bajos españoles, el 1 de diciembre de 1530, siendo aún gobernadora.