Luis de Morales

(Badajoz, hacia 1510 - 1586) Pintor español. A pesar de la fama que alcanzó ya en vida (fue llamado «el divino Morales» por sus contemporáneos), poco se conoce de sus orígenes y de su formación. No obstante, se puede afirmar que poseyó un notable conocimiento de los pintores de su época, tanto italianos como flamencos.

Seguidor de Rafael Sanzio, aparecen ya tempranamente en su obra rasgos manieristas como el canon alargado de las figuras y la idealización de los personajes y de sus actitudes y gestos. Posteriormente se percibe, en la cuidada meticulosidad de su técnica y en el enfoque del tema de la Piedad, la influencia de la escuela flamenca, así como huellas de Leonardo da Vinci en la técnica del sfumato y en el tratamiento de los velos.


Virgen de la leche (1565), de Luis de Morales

Sus obras más importantes son de carácter religioso. De 1546 es la Virgen del pajarito, la primera de la que se conoce la fecha. Parecen posteriores lienzos como Sagrada familia, Cristo atado a la columna, Virgen con el Niño (también llamado Virgen de la leche) o Virgen de la rueca. Sus representaciones de la Virgen María tienen características muy peculiares, como son la recogida severidad, unida a una carga de equívoca sensualidad. Luis de Morales fue también autor de numerosos retablos (el de Arroyo de la Luz, 1565), aunque algunos de los que se le atribuyen son obra, sin duda, de sus dos hijos.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información