Pedro Domingo Murillo

(La Paz, 1757-1810) Patriota boliviano que lideró la sublevación independentista de 1809. Mestizo de origen humilde, Pedro Domingo Murillo profesó en su juventud los ideales de la Ilustración y desde 1805 promovió activamente la causa de la independencia frente al dominio colonial español.


Pedro Domingo Murillo

A raíz de la invasión napoleónica y la consiguiente Guerra de la Independencia (1808-1814), se había creado en España un vacío de poder que dio lugar a la formación en las colonias de juntas de gobierno; aunque tales juntas podían declararse leales al monarca español Fernando VII, depuesto por Napoleón, en la práctica fueron a menudo el embrión de gobiernos independentistas. Pedro Domingo Murillo lideró en Bolivia el primer intento en esa dirección: figura central del alzamiento que estalló en La Paz el 9 de julio de 1809, se sublevó en nombre de Fernando VII y del pueblo y fue nombrado comandante de la plaza y presidente de la Junta de los Derechos del Rey y del Pueblo, todavía no abiertamente antiespañola, que proclamó la autonomía de Bolivia respecto del Perú y del Río de la Plata.

A pesar del pacto a que había llegado con el virrey del Perú, José Fernando Abascal, el virrey mandó un ejército al mando del general José Manuel de Goyeneche para reprimir la revuelta. Murillo trató de pactar con los realistas, quienes se negaron a negociar y derrotaron a Murillo en la batalla de Irupana, en noviembre de 1809. Murillo fue apresado, juzgado en consejo de guerra y ahorcado en La Paz en enero de 1810, junto con otros patriotas.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información