Nicolás I

(Njegos, 1841 - Antibes, 1921) Rey de Montenegro entre 1910-1918, tras transformar Montenegro de principado en reino. Hijo de Mirko Petrovich y de Anastasia Martinovich, fue nombrado heredero de su tío Danilo II, que no tuvo descendencia, por renuncia de Mirko. Estudió en París y Trieste. En agosto de 1860, Nicolás asumió el trono tras el asesinato de Danilo. Durante todo su reinado se enfrentó a la tarea de popularizar los caminos occidentales. Al poco tiempo de su elevación casó con Milena, hija del voivoda Pedro Voukotich.


Nicolás I de Montenegro

Se mostró como un destacado dirigente y militar en 1862, participando en la insurrección de Herzegovina contra Turquía que concluyó en la paz de Scutari. La visita realizada a Montenegro por Alejandro II de Rusia en 1868, fue el punto de partida de la amistad personal de ambos monarcas y de la futura colaboración de Rusia y Montenegro, concretada en la entrega a Montenegro de armas y dinero; Alejandro incluso apoyó en una ocasión la candidatura de Nicolás al trono serbio.

En 1875, cuando el levantamiento sucedió en Bosnia, Nicolás, que contaba con un ejército bien armado de 15.000 soldados, formó alianza con los bosnios contra los turcos y prosiguió la guerra con éxito hasta 1878. Entre sus principales logros militares de esta guerra habría que destacar las tomas de Antivari (que proporcionó a su país la anhelada salida al Adriático) y Dulcigno, en 1878. El Congreso de Berlín, que zanjó la guerra, no sólo reconoció la independencia de Montenegro (13 de julio de 1878), sino que además aumentaba su territorio.

Sin embargo , el artículo 29 del Tratado de Berlín prohibía a Montenegro mantener una armada de guerra y fortificar la costa y obligaba a reconocer el derecho de Austria a custodiar la costa. Este artículo estuvo vigente hasta 1909, cuando Montenegro y Serbia, respaldados por Rusia, demandaron de Austria la anulación del artículo 29, como respuesta a la invasión austriaca de Bosnia y Herzegovina, que frustraba los sueños de Serbia y Montenegro de un imperio de estados unidos serbios; Austria aceptó la derogación del dicho artículo, pero asegurando el mantenimiento de la cláusula que prohibía hacer de Antivari una base naval.

Aunque tanto los recursos de Montenegro como el nivel cultural del país eran pequeños y el progreso realizado en los últimos 50 años era insuficiente, Nicolás consiguió incrementar la importancia de Montenegro en Europa mediante sus excelentes relaciones con Rusia, Italia y Serbia. Inteligente diplomático, fortaleció su dinastía a través de los matrimonios de sus hijos: Zorka casó en 1883 con Pedro Karageorgevich, pero murió antes de que él se convirtiese en rey de Serbia; Elena casó en 1896 con el futuro rey de Italia, Víctor Manuel III; sus hijas Anastasia y Militza casaron con sendos grandes duques de Rusia; Ana casó con Francisco José de Battenberg; Danilo Alejandro, el heredero, casó en 1899 con Militza, duquesa de Mecklemburgo; Mirleo casó en 1902 con Natalia Constantinovich. En la política de los Balcanes Nicolás actuó unas veces a favor y otras en contra de Serbia, para conseguir la creación de un estado eslavo del sur.

En diciembre de 1900 Nicolás se dio a sí mismo el título de Alteza Real y su política comenzó a confirmar su autoridad, hasta que en 1905 fue obligado a conceder una constitución y una asamblea nacional elegida por sufragio. Sin embargo la disensión política continuó, culminando en el atentado de Cetiña (1907), contra el propio Nicolás. El 28 de agosto de 1910, con el consentimiento de todos los poderes del Estado, Nicolás se autoproclamó rey. En aquella ocasión quedó patente la amistad existente entre Montenegro y Rusia, con el nombramiento del nuevo rey como mariscal de Rusia, su heredero como general mayor y el príncipe Mirleo como lugarteniente coronel del ejército ruso.

Esperando ganar prestigio mediante la conquista de territorios, Nicolás entró en la Guerra Balcánica contra Turquía (1912-1913), sin embargo, sus compensaciones territoriales fueron decepcionantes. En la Primera Guerra Mundial apoyó a Serbia en contra del Imperio Austro-Húngaro, pero tras su derrota concluyó la paz por separado con Austria en enero de 1916 y se exilió a Italia. Cuando los serbios entraron en Montenegro tras la derrota de Austria-Hungría, Nicolás y su dinastía fueron formalmente depuestos por una asamblea nacional (26 de noviembre de 1918) y Montenegro fue incorporado a Serbia, formando más tarde parte del Reino de Serbios, Croatas y Eslovenos (Yugoslavia).

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información