Asta Nielsen

(Copenhague, 1885 - 1962) Actriz cinematográfica danesa. Nació en un entorno familiar pobre; quedó huérfana muy joven y esta situación le obligó a trabajar con el fin de poder ayudar en casa. Compatibilizó estos trabajos con su aprendizaje dramático en la Escuela del Teatro Real.


Asta Nielsen

Sus primeros papeles, tanto dentro de su país como en diversas giras, la descubrieron como una actriz prometedora, situación que se consolidó cuando fue nombrada primera actriz del Nuevo Teatro de su ciudad. Tardó en incorporarse al cine debido, básicamente, a una falta de entendimiento entre los diversos empresarios que la intentaron convencer y sus pretensiones artísticas y económicas. Asta mostró un cierto recelo a adentrarse en un campo del que no dejó de escuchar comentarios adversos.

No obstante, su primer paso cinematográfico lo dio en Afgrunden (1910), de Urban Gad, un trabajo que inicialmente no resultó llamativo para el público -quizá porque en aquellos años no se hablaba de los actores que intervenían en las películas- pero que en poco tiempo se convirtió en un gran éxito, debido a que el público descubrió entre sus imágenes a la gran actriz. Fueron años de esplendor del cine danés, tiempo en el que mucho tuvo que ver la productora Nordisk Film Kompagni.

Con Asta Nielsen se confirmó el poder del cine como fenómeno social. Su imagen cinematográfica permitió desarrollar las primeras técnicas publicitarias en todos los frentes comerciales, línea que casi al mismo tiempo se aprovechó en el mercado estadounidense con otros muchos actores. La actriz dio su nombre a todo tipo de productos que se aprovecharon de sus éxitos, al tiempo que su imagen pasó a consolidarse en el Olimpo de las estrellas del cine mudo europeo.

Tras haber intervenido en tres películas en su país, recibió la oferta de desplazarse a Alemania a protagonizar varias historias (en este país trabajó para la productora Monopolfilm de Paul Davidson y para la Deutsche Bioskop). Lo que un principio fue un desplazamiento temporal se convirtió en una estancia de veinte años en la que protagonizó, siempre a la sombra de Urban Gad -primero como director hasta 1915 y como representante el resto de su carrera- numerosas películas, muchas de ellas de gran éxito (como Der fremde vogel, 1911, o Die mädchen ohne vaterland, 1913).

A comienzos de los años veinte fundó su propia productora con el fin de controlar mucho más todos sus trabajos (así pudo producir e interpretar una versión de Hamlet, 1921, en la que el personaje era una mujer). En los últimos años de su carrera formó parte del reparto de Bajo la máscara del placer/La calle sin alegría (1925), de Georg V. Pabst, en la que también intervinieron dos jóvenes actrices que darían mucho que hablar: Greta Garbo (era su tercera película) y Marlene Dietrich (en su quinta película).

Con la implantación del cine sonoro, Asta apenas intervino en una película Unmögliche liebe (1932), tras la que se retiró del cine. El gobierno nazi le ofreció la posibilidad de dirigir su propio estudio en Berlín, pero ella declinó tal proposición y regresó a su país antes de que estallara la Segunda Guerra Mundial. Apareció años después en algunos documentales sobre el cine mudo y en uno que ella misma dirigió sobre su vida (Asta Nielsen, 1968).

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información