José María Olazábal

(Hondarribia, 1966) Golfista español, uno de los más jóvenes en acceder a los puestos de honor del golf mundial. Junto con Severiano Ballesteros, estableció el predominio español en la escena europea, así como el predominio continental sobre los Estados Unidos a finales de la década de 1980 y primeros años de los 90.

Hijo de la familia de cuidadores del Real Club de Golf de San Sebastián, saltó a la fama al ganar el Open Británico en categoría juvenil (1983) y junior (1985), en los que la precisión de su juego en todas las facetas ya le situó como firme aspirante a reclamar el reinado mundial.


José María Olazábal

En 1985 consiguió su primer triunfo profesional, el Master Europeo, e inició una brillante carrera cuyos puntos culminantes fueron su triunfo en el Masters de Augusta (1994), en las World Series del circuito americano (1991, con doce golpes de diferencia) y quince títulos del circuito europeo, hasta un total de 22. Además, ha participado en los triunfos europeos de la Copa Ryder de 1987 y 1991; en tan sólo nueve años logró superar los tres millones de libras esterlinas en ganancias.

Desde que en 1995 una lesión en un pie le mantuviera inactivo durante dos años, su rendimiento fue en descenso pero su obstinación volvió a colocarle en la primera línera del golf mundial y el 11 de abril de 1999 consiguió ganar por segunda vez en su carrera el Masters de Augusta, que dominó desde la segunda jornada y terminó el recorrido con ocho golpes bajo par. El 6 de mayo de 2001 se adjudicó el Open de Francia, el torneo más antiguo de la Europa continental, y el 2 de diciembre logró en Hong Kong la segunda victoria del año.

En 2002, logró el primer triunfo de la temporada en el Buick Invitational y concluyó en cuarta posición el Masters de Augusta. Los problemas de su juego volvieron a condicionar los resultados de todo el año hasta que el golfista español resurgió nuevamente en Augusta para colocarse entre los favoritos del torneo en la edición 2003. Finalizó octavo, a siete golpes del vencedor, el canadiense Mike Weir.