Víctor Palomo

(Barcelona, 1949 - Gerona, 1985) Deportista español. Comenzó a practicar deportes de agua desde su adolescencia y llegó a convertirse en campeón mundial de esquí náutico en la especialidad de eslalon, aunque también probó fortuna en otra de sus pasiones, el mundo de la moto, donde consiguió un título mundial oficioso en 750 c.c.

Víctor Palomo debutó en competición infantil de esquí náutico en 1959 y, cuatro años después, se proclamó campeón español y europeo de la categoría. En 1964 fue campeón de Europa junior. Apasionado del deporte, durante su juventud compaginó la práctica de las modalidades acuáticas con otras disciplinas como el hockey, el automovilismo, la conducción de 'bobs' (bólidos que se deslizan sobre pistas de hielo) y el motociclismo.

En 1967 sufrió un grave accidente con su moto y regresó a la práctica del esquí para levantar, aquel mismo año, el trofeo de campeón europeo en categoría absoluta. Dos temporadas más tarde, se proclamó en Copenhague campeón del mundo en la modalidad de eslalon y acabó la competición con la tercera posición en la clasificación de saltos. Recibió por sus triunfos la Medalla de Plata al Mérito Deportivo.

En la década de los setenta se involucró de nuevo en los deportes de motor y, aunque los accidentes y las lesiones le persiguieron durante toda su carrera, los aficionados le reconocen su papel como precursor del motociclismo español en las grandes cilindradas. Debutó en 1972 en pruebas del campeonato del mundo y en 1976 se adjudicó la Copa FIM (mundial oficioso de velocidad) en 750 c.c. Retirado de la competición en 1982, y aquejado de una dolencia hepática, murió en Gerona antes de cumplir los treinta y siete años.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información