Park Chung Hee

(Sonsan, 1917 - Seúl, 1979) Político y general surcoreano que fue presidente de la República Popular de Corea desde 1963 hasta su muerte. Estableció la tercera República, en la que instauró un régimen dictatorial con grandes recortes de las libertades civiles.

Nació en el seno de una familia de campesinos empobrecidos del sureste de Corea. Estudió para ser profesor de gramática en la escuela de Taegu y, tras graduarse en 1937 con las mejores notas de su promoción, comenzó a enseñar en una pequeña escuela de la ciudad de Kyuogsang-pukdo. En 1939 ingresó en la escuela militar japonesa de Manchukuo (Manchuria), en la que obtuvo el grado de segundo teniente del Ejército japonés en 1944.

El final de la II Guerra Mundial le obligó a regresar a Corea; allí ingresó en 1946 en la Academia Militar Coreana, creada tras obtener el país la independencia. Tras licenciarse como capitán fue destinado al Cuerpo de Policía, el embrión de las futuras Fuerzas Armadas Coreanas. Sus acciones durante la Guerra de Corea le hicieron ascender rápidamente en el escalafón, hasta obtener el rango de brigadier general en 1953. Una vez firmado el armisticio viajó a Estados Unidos, donde completó sus conocimientos militares en el campo de la artillería. Esto le valió a su regreso la dirección de la Escuela de Artillería y el ascenso a general de la 5ª División de Infantería.

En 1957 fue nombrado miembro del Estado Mayor del Ejército. El 16 de mayo de 1961 encabezó un sangriento golpe de Estado que derrocó al gobierno de Chang Myon y puso fin a la Segunda República. Organizó una Junta Militar, a la que denominó Consejo Supremo para la Reconstrucción Nacional, que asumió todos los poderes ejecutivos y legislativos. Park fue nombrado Presidente de la República en 1963, tras la dimisión de Yun Po-son; estableció un duro régimen militar que tenía a su persona como eje de su funcionamiento y proclamó la Tercera República.

Oficialmente era una democracia, pero se restringieron las libertades personales, se prohibió la libertad de prensa, se declararon fuera de la ley los partidos políticos de la oposición y se estableció un férreo control sobre el poder judicial y las universidades, alegando que todas estas medidas eran necesarias para evitar la expansión del comunismo. Como instrumento para llevar a cabo su política de terror y represión fundó el Servicio Central de Inteligencia de Corea del Sur (KCIA).

Park estrechó aun más las relaciones privilegiadas de su país con los Estados Unidos; a este respecto, favoreció la inversión y el establecimiento en Corea del Sur de compañías estadounidenses. Las reformas en el sistema financiero produjeron una expansión económica que los economistas denominaron el milagro de Corea del Sur y que llevaron al país a las primeras posiciones de la lista de principales productores industriales del mundo.

Park fue reelegido presidente en 1967 y en 1971, pero el descontento popular por su política represiva fue en aumento, lo que se reflejó en la celebración de manifestaciones y en los enfrentamientos acaecidos entre policías y manifestantes. Ante esta situación, Park declaró la ley marcial el 17 de octubre de 1972 y un mes más tarde aprobó una nueva Constitución, conocida con el nombre de Yushin (Reforma Revitalizadora), que le otorgaba casi todos los poderes. Su represión hacia los disidentes se endureció todavía más; de hecho, cualquiera que mostrara un atisbo de oposición era encarcelado e, incluso, ejecutado.

Fue reelegido presidente en virtud de la nueva Constitución en 1973 y 1978. La expulsión de un popular líder de la oposición de la Asamblea nacional en 1979 desembocó en grandes tumultos e incidentes callejeros, que fueron duramente reprimidos. El 26 de octubre de 1979, Park caía asesinado por su viejo amigo Kim Jae Kyu, el jefe del Servicio Central de Inteligencia de Corea del Sur.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información