Lucio Quincio Cincinato

(Roma, hacia 519 a.C. - 430 a.C.) General y político romano. Este personaje histórico fue mitificado por la historiografía romana republicana. Autores como Catón el Viejo hicieron que se convirtiese en el modelo en el que se encarnaban todos los viejos valores romanos, entre los que se encontraban la frugalidad rústica, el patriotismo y la falta de ambición personal.

Fue elegido cónsul de Roma en el 460 a.C. Ejerció el cargo en un período en el que Roma estaba envuelta en las luchas entre patricios y plebeyos. Dos años después de su consulado, cuando el ejército romano del cónsul Minucio se encontraba cercado por los ecuos y los volscos, el pueblo de Roma exigió el nombramiento de un dictador. El principal candidato era Quincio Cincinato, que era valorado por toda la ciudadanía romana por sus virtudes e inteligencia por encima de lo normal.

La leyenda cuenta que recibió a la delegación del Senado que le llevaba la noticia de su nombramiento mientras estaba arando sus propias tierras, que se encontraban a orillas del río Tíber. Tenía como misión salvar al ejército cercado en los alrededores del monte Algido. Consiguió organizar un nuevo ejército y derrotar al enemigo. Logró su objetivo en tan sólo dieciséis días, y fue recibido con honores en Roma, donde desfiló precedido de los despojos de la victoria.

Tras la celebración renunció a la dictadura, que le había sido conferida para un período de seis meses, y a todos sus honores. Se negó a recibir cualquier tipo de recompensa y regresó a sus posesiones en el campo.

Nuevamente fue investido en el 439 a.C. por el Senado con la dictadura, esta vez debido a la crisis surgida en la ciudad a causa de la conspiración tramada por los plebeyos, encabezada por el tribuno de la plebe Espurio Manlio, quien, en ocasión de una hambruna, repartía trigo entre el pueblo para ganarse su favor. Los rebeldes trataban de imponer reformas democráticas en Roma. Los patricios acudieron a Quincio Cincinato (que por aquel entonces tenía ochenta años), ya que veían peligrar sus privilegios.

El dictador acusó a Espurio Manlio de querer restablecer la realeza, y le ordenó que se presentase ante él para ser juzgado. El jefe de la caballería del dictador dio muerte al tribuno cuando éste se negó a presentarse ante el tribunal. Lucio Quincio Cincinato apoyó la decisión de su lugarteniente, y de este modo su actuación logró evitar una guerra civil. Tras volver a conseguir sus objetivos, nuevamente renunció a la dictadura y regresó a sus labores agrícolas. Algunos historiadores han puesto en duda la noticia de que Quincio Cincinato ejerciese la dictadura una segunda vez, y la han atribuido a una invención de la historiografía romana.

Lucio Quincio Cincinato tuvo dos hijos. El que llevaba el mismo nombre que él fue jefe de caballería en el 437 a.C. y tribuno consular en el 438 a.C., 425 a.C. y 520 a.C. Su otro hijo fue Quinto Quincio Cincinato, tribuno consular en el 415 y 414 a.C.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información