Marcelo Quiroga Santa Cruz

(Cochabamba, 1931 - La Paz, 1981) Político y escritor boliviano. Obtenida su graduación en derecho, se dedicó al periodismo y a la política. Fue diputado y ministro de Minas y Petróleo (1969), cargo desde el que promovió la nacionalización de compañías extranjeras. Marchó al exilio al producirse en Bolivia el golpe militar que derrocó a Luis Adolfo Siles Salinas y residió en Argentina, Chile y México. En 1971 fundó el Partido Socialista. De vuelta a su país, durante el gobierno de Luis García Meza, fue tomado preso, torturado y asesinado por el régimen entonces imperante.


Marcelo Quiroga Santa Cruz

La obra ensayística de Quiroga se inició en el existencialismo de Sartre y después evolucionó hacia una perspectiva marcadamente influida por el marxismo. Entre sus ensayos cabe señalar La victoria de abril sobre la nación (1960), ¡Abajo la dictadura! (1972) y El saqueo de Bolivia (1973). Su narrativa, también principalmente existencial, evoca el universo de una conciencia lúcida en constante confrontación con los convencionalismos y la tradición religiosa.

Su principal movela, Los deshabitados (1957), fue el ejemplo más significativo de la superación del realismo social en la literatura contemporánea boliviana. Tanto la estructura fragmentaria de Los deshabitados como su carencia de una trama perfectamente definida que opere como hilo conductor de los hechos narrados ponen de manifiesto el sentido fundamental de esta gran novela: la irremisible soledad a la que parece estar condenado el ser humano, y que se hace aún más patente a través de los encuentros y las conversaciones que dichos personajes mantienen entre ellos.

Los personajes son seres carentes de esperanzas (es decir, "deshabitados" por la ilusión), en torno a los cuales gira, de forma obsesiva e implacable, la presencia de la muerte, única salida que tal vez pueda conducir al hombre a liberarse de esa angustia existencial. En medio de la soledad radical que asfixia a los personajes más destacados (dos niños, dos ancianas, una enfermera, un sacerdote y un escritor fracasado), la caótica confusión de los planos temporal y espacial induce al lector a centrarse en sus miserias y frustraciones interiores.

El empleo abundante del monólogo interior y la división de la obra en múltiples secuencias aparentemente inconexas acentúan esta sensación de abandono, soledad y vacío existencial, y contribuyen de manera ejemplar a configurar esa atmósfera subjetiva, cargada de desencanto y frustración, que envuelve los hechos relatados. La obra supuso una drástica reacción contra las fórmulas tradicionales del costumbrismo, el relato histórico y el realismo social que, durante la primera mitad del siglo XX, habían copado las posibilidades estéticas de la narrativa boliviana.

Algunos fragmentos de una novela inconclusa, Otra vez marzo, fueron publicados póstumamente en 1990. Además de escritor, Marcelo Quiroga Santa Cruz fue cineasta y periodista. Su única incursión en el séptimo arte fue la realización del corto El combate. De su labor periodística cabe destacar la fundación y dirección del diario El Sol (1965), que tuvo una escasa vida pero se caracterizó por un contenido de dureza crítica y denuncia política.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información