Mujibur Rahman

(Tungipara, 1920 - Dacca, 1975) Político bengalí, primer ministro de la República de Bangladesh entre 1972 y 1975. Tercero de los seis hijos del jeque Luftar Rahman, un respetado prócer musulmán, a la edad de siete años ingresó en el Dimadanga Primary School y posteriormente asistió a las clases de la escuela misionera local. Su carrera política se remonta a 1939, cuando fue arrestado por participar en una protesta popular. Poco después se unió a la Federación de Estudiantes Musulmanes Nikhil Vharat, y en 1942 se implicó en el movimiento por la independencia del Pakistán.

En 1947, al poco de la partición de la inmensa colonia británica en India y Pakistán, se dirigió a Calcuta para unirse a las reuniones clandestinas estudiantiles de las que surgió una Liga Joven Democrática. Un año después fue admitido en el Departamento de Derecho de la Universidad de dicha ciudad, donde puso en marcha otra liga juvenil para la promoción de los derechos de los bengalíes de Pakistán, y en 1949 se convirtió en primer secretario de la recién constituida Liga Awami. En 1954 obtuvo el escaño de diputado en la Asamblea del Pakistán Oriental.

En los años siguientes siguió su lucha política, casi siempre respondida con represión gubernamental. En 1966 publicó un manifiesto en una convención de partidos de oposición al régimen del mariscal M. Ayub Khan, en Lahore, acción que le supuso un fulminante proceso por separatismo y la condena, en 1968, a una fuerte pena de prisión. El movimiento en exigencia de su libertad resultó decisivo para la forzada dimisión de Ayub Khan en 1969, a la que siguió la liberación de Rahman. En las elecciones del 7 de diciembre de 1970 la Liga Awami se convirtió en la primera fuerza de la Asamblea Nacional pakistaní y copó 228 de los 230 escaños de la asamblea del superpoblado territorio Oriental.

En un contexto explosivo, el 15 de marzo de 1971 Rahman se reunió con Z. A. Bhutto, líder del partido más votado en la parte Occidental del país, y el presidente militar, Agha Muhammad Yahya Khan. Éste amenazó con movilizar el ejército antes que permitir la secesión, pero Rahman exigió el inmediato traspaso de poderes a la asamblea provincial y la supresión de la ley marcial. Aunque, en puridad, correspondía a Rahman formar gobierno en Islamabad, él sólo estaba interesado en encabezar un Bangladesh autónomo.

El 25 de marzo Yahya, inesperadamente, ordenó la intervención militar en Pakistán Oriental y al día siguiente Rahman llamaba a la huelga general y a la resistencia civil. De inmediato comenzaron violentísimos combates entre las tropas pakistaníes, por un lado, y las milicias Mukti Bahini bengalíes y población civil, por otro. El 10 de abril Rahman formó un "Gobierno Revolucionario" y el 17 proclamó, en una emisión clandestina de radio, la "República popular, independiente y soberana de Bangladesh". No obstante, con el desmoronamiento de sus fuerzas ante el empuje gubernamental Rahman fue hecho prisionero y la Liga Awami disuelta.

El movimiento independentista habría sido, con seguridad, completamente aniquilado de no intervenir militarmente India, que desde el 23 de noviembre lanzó ataques aéreos contra posiciones pakistaníes. Delhi declaró oficialmente la guerra el 3 de diciembre, y al día siguiente lanzó una gran ofensiva en cinco frentes de penetración. El 16 de diciembre los paracaidistas indios entraron en Dacca y horas después el comandante pakistaní rindió sus tropas.

Rahman fue excarcelado el 22 de diciembre y pasado a situación de arresto domiciliario, que le fue finalmente levantado el 8 de enero de 1972, tal como había exigido India en las condiciones de paz. Tras una rápida visita a Londres para entrevistarse con el gobierno británico, el 10 de enero fue recibido entusiásticamente en Dacca y al día siguiente prestó juramente como primer ministro de la República de Bangladesh. El nuevo estado contó con el reconocimiento inicial de India, URSS y Reino Unido, y para finales de año otros 83 estados les siguieron.

Rahman tenía ante sí la tarea de reconstruir un país devastado por la guerra y el cólera, que habían causado más de un millón de muertos. El 7 de marzo de 1973 se celebraron las primeras elecciones parlamentarias, que dieron la victoria masiva a la Liga Awami (291 de 300 escaños), cuyos principios esbozados por Rahman y proclamados por la nueva Constitución eran socialismo, nacionalismo, laicismo y democracia. Convertido en un carismático líder del tercer mundo, el 22 de febrero de 1974 se reunió con Bhutto en Lahore durante la cumbre de la Conferencia Islámica y obtuvo de él el reconocimiento pakistaní.

Acosado por la oposición a su ejecutoria autoritaria y los estragos provocados por el mal gobierno, la corrupción y el caos administrativo, el 25 de enero de 1975 Rahman dispuso la adopción de una enmienda constitucional que entregaba el país a la dictadura del partido único, el Krishak Sramik, sucesor de la Liga Awami., y a él en presidente de la República con supremos poderes.

El descontento de las Fuerzas Armadas cuajó en un movimiento golpista el 15 de agosto, en el que Rahman y otros treinta miembros de su familia fueron asesinados en su residencia de los suburbios de Dacca, por una partida de soldados que, en principio, se habrían propuesto sólo arrestarlo. De la confusa matanza sólo se salvaron dos hijas de Rahman, una de las cuales, Hasina (Wajed), asumió la herencia política del fallecido líder.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información