Michael Redgrave

(Michael Scudamore Redgrave; Bristol, 1908 - Denham, 1985) Actor británico. Hijo del actor británico Roy Redgrave, uno de los pioneros del cine mudo australiano, antes de interesarse por la interpretación trabajó como periodista y profesor. Debutó en el teatro en 1934. En sus primeros años sobre los escenarios escribió las obras The seventh man y Circus Boy. En 1935 contrajo matrimonio con la actriz Rachel Kempson, con quien a lo largo de sus cincuenta años de matrimonio tuvo tres hijos, el actor Corin Redgrave y las actrices Lynn y Vanessa Redgrave.

Su primer papel en el cine se lo proporcionó Alfred Hitchcock en El agente secreto (1936), en la que interpretó un pequeño papel de reparto. Dos años más tarde, Hitchcock volvió a confiar en él, esta vez para protagonizar Alarma en el expreso (1939), en la que Redgrave interpretó a un joven especialista en música folclórica que ayuda a Margaret Lockwood a investigar una extraña desaparición en un tren. Alarma en el expreso es la primera gran película de Redgrave y supuso un enorme impulso a su carrera.

En los años cuarenta y cincuenta se convirtió en uno de los rostros más conocidos del cine británico. Una de sus mejores interpretaciones de estos años es la del escalofriante ventrílocuo del clásico Al caer la noche (1945), película de episodios dirigidos por Alberto Cavalcanti, Robert Hamer, Basil Dearden y Charles Crichton. The captive heart (1946), drama bélico dirigido también por Basil Dearden, supuso otro de los grandes éxitos de Redgrave con su extraordinaria interpretación de un oficial nazi infiltrado en un campo de prisioneros ingleses.

Fue nominado al Oscar al mejor actor por su siguiente película, Mourning becomes Electra (1947). Su compañera de reparto, Rosalind Russell, fue a su vez nominada como mejor actriz en esta adaptación de la obra homónima de Eugene O'Neill escrita y dirigida por el gran guionista Dudley Nicholls. Su posición de privilegio dentro de la industria británica le permitió colaborar con los mejores directores del momento, como Carol Reed, los hermanos John y Roy Boulting, incluso con el propio Fritz Lang en Secreto tras la puerta (1948), uno de los momentos más bajos de la carrera del alemán. Pero es Anthony Asquith quien consiguió lo mejor de Redgrave como actor, especialmente en La versión Browning (1951).

Su caracterización como un estricto profesor de lenguas clásicas fue premiada en el Festival de Cannes, así como el extraordinario guión del dramaturgo Terence Rattigan, adaptación de su propia obra. La siguiente película del actor y director fue otra adaptación teatral, La importancia de llamarse Ernesto (1952), una de las mejores representaciones de una obra de Oscar Wilde en la gran pantalla y otro de sus más recordados trabajos como actor.

A partir de los años sesenta, Michael Redgrave redujo cada vez más el número de sus apariciones en el cine para dedicarse a su gran pasión, el teatro. Su relación con el mundo de la escena no se limitó a sus adaptaciones cinematográficas: a lo largo de su carrera produjo y dirigió numerosas obras y en 1959 escribió una adaptación para los escenarios de la novela corta de Henry James "The Apsern papers". Publicó el primer volumen de sus memorias, Mask or Face: Reflections in the actor's mirror, y una novela, The Mountebank's Tale en 1959, y ese mismo año fue nombrado Caballero del Imperio Británico.

Los papeles cinematográficos más destacados de este último período de su vida artística se alternan con trabajos alimenticios en irregulares coproducciones internacionales. Pese a todo, su versatilidad y su elegante presencia le permitieron participar en grandes películas como Suspense (1961), de Jack Clayton, o La soledad del corredor de fondo (1962), de Tony Richardson, uno de los grandes directores del naciente Free cinema inglés.

Tras participar en El mensajero (1971), de Joseph Losey, y Nicolás y Alejandra (1971), de Franklin J. Schaffner, Sir Michael Redgrave se retiró casi definitivamente de las pantallas para dedicarse al teatro y la literatura. En 1983 publicó el segundo volumen de sus memorias, In my mind's eye. Dos años más tarde falleció en su casa de Denham.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información