Familia Rocabertí

Linaje noble catalán, que tuvo una primera rama extinguida en los vizcondes de Rocabertí (finales del s. X y principios del s. XI) y una segunda que procedería de los condes de Ampurias (1078). Dalmau Berenguer (?-1131), hijo segundón del conde Poncio I, heredó el vizcondado de Rocabertí. A éste le sucedieron consecutivamente Jofre I (?-1166), Dalmau I (?-1181), Jofre II (?-1212), Dalmau II (?-1229), Jofre III (?-1282), Dalmau III (?-1304), Jofre IV (?-1309), Dalmau IV (?-1324) y Jofre V (?-1342).

Felip Dalmau (?-1392), vizconde de Rocabertí, fue nombrado por Pedro III primer vicario general de los ducados de Atenas y Neopatria (1379). Consejero de Juan I, defendió el Rosellón y el Ampurdán de los ataques de los Armagnac (1389-1390). Su hijo Jofre VI (?-1403) fue consejero y camarlengo de Juan I y Martín I. Dalmau V (?-1454), hijo del anterior y consejero de Fernando I, participó en las expediciones de Alfonso IV a Córcega (1420) y Sicilia (1432). Jofre VII (c. 1420-Perelada, 1479), hijo del anterior, luchó durante la guerra civil en favor del condestable Pedro de Portugal.

En esta época, los Rocabertí alcanzaron su máxima importancia política. Sus territorios, centrados en los castillos ampurdaneses de Rocabertí y de Requesens, se extendían por las comarcas del Ampurdán, la Garrotxa, el Gironés, el Conflent, el Vallespir, el Rosellón y el Matarraña.

Posteriormente destacaron las figuras de Pere de Rocabertí i d'Erill (c. 1417- c. 1493) y su hermano Bernat Hug de Rocabertí i d'Erill (¿1415?-1479), que participaron en la guerra civil en favor de Juan II. En el s. XVI, los Rocabertí perdieron importancia, aunque en 1599 recibieron el título de condes de Perelada.

Joan Tomàs de Rocabertí de Perelada i de Safortesa (Perelada, 1627-Madrid, 1699) fue maestre general de la orden Dominicana (1670-1677), arzobispo de Valencia (1676), virrey (1678) e inquisidor general (1695). En 1778, el título pasó a los Boixadors. Posteriormente estuvo en manos de los Dameto, marqueses de Bellpuig, los Sureda, los Fortuny y los Montaner.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información