Kimmochi Saionji

(Kioto, 1849 - Tokio, 1940) Político japonés. Primer ministro del Japón en el período 1906-1907 y nuevamente en el bienio 1910-1912, fue una de las figuras más influyentes del Japón moderno. Su política contribuyó decisivamente a la occidentalización del país y trató de evitar el aumento del poder militar.

Era el segundo hijo del noble Tokudaiji Kinito, que era ministro de Justicia. A los dos años fue adoptado por la familia Saionji, una rama de la antigua e influyente familia Fujiwara. Su hermano mayor Tokudaiji Sanetsune fue Gran Chamberlain de Emperador Meiji, mientras que su hermano menor Sumitono Kichizaenon llegó a ser uno de los más importantes economistas del país. Ingresó siendo muy joven en el ejército japonés.

Rompiendo con las costumbres de la corte, se interesó por los asuntos de Estado y en 1867 fue nombrado consejero local menor (sanyo) en el recién nombrado gobierno. Participó en la guerra Boshin que en 1868 acompañó a la Revolución Meiji que acabó con el sogunado. Tomó parte en diversas batallas en las filas de las tropas imperiales. Destacó en las batallas de Toba y Fushimi, en las que llamó la atención de Iwatara Tamomi. Participó en las expediciones a Sanin y Hokuriku, para ponerlas bajo la autoridad imperial.

Gracias a la influencia de Iwatara fue nombrado gobernador de Niigata. Dimitió en 1871 para viajar a París, donde estudió las leyes y el funcionamiento de las instituciones europeas. Estudió en la Sorbona, bajo la tutela de Emile Acolas. Entró en contacto con numerosos intelectuales franceses, entre los que se encontraba Clemenceau. Cooperó con la poetisa francesa Judith Gautier en la edición de una serie de famosos poemas japoneses en francés, obra que vio la luz en 1884.

Estableció también una profunda relación con Nakae Chosin, que se encontraba también en París, uno de los principales intelectuales japoneses del período Meiji. Durante su estancia se familiarizó con el pensamiento liberal europeo. A su regreso a Japón en 1880 fundó la Escuela Meiji de Leyes (Meiji Hortsu Gakko), que posteriormente se convirtió en la Universidad Meiji.

En 1881 ingresó en el Senado del Emperador Meiji. Ese mismo año fundó y fue nombrado presidente del periódico antigubernamental Prensa Libre Oriental (Toyo Jigu Shimbun), desde el que se divulgaban los ideales de la libertad, los derechos populares y la democracia. Sin embargo, el periodismo era considerado una profesión indigna para un noble, por lo que los miembros de la corte forzaron al emperador para que le obligase a abandonar el periódico. Ante las presiones Saionji tuvo que presentar su dimisión.

En 1882 acompañó a Europa al grupo de investigadores constitucionales que estaban encabezados por Ito Hirobumi. Este grupo se centró especialmente en el análisis del los sistemas monárquicos constitucionales. A su regreso a Japón participó en la comisión encargada de redactar una mueva Constitución de corte democrático. En 1885 fue nombrado embajador en Austria, puesto que abandonó en 1887 para pasar a desempeñar el mismo puesto en la legación japonesa en Alemania. Regresó a Japón en 1890. En 1893 fue nombrado vicepresidente de la Comisión de Códigos y vicepresidente de Senado. Un año después ingresó en el Consejo Privado del Emperador.

Se convirtió en uno de los consejeros del emperador más liberales. Promovió el establecimiento de relaciones con Estados Unidos y Gran Bretaña. Fue ministro de Educación entre 1894 y 1896 en el segundo gabinete presidido por Ito. Desde su puesto trató de imponer los patrones de educación internacional en el sistema educativo japonés. Su principal objetivo fue disminuir la fuerte carga nacionalista. Nuevamente ocupó la cartera de educación en 1898 en el tercer gabinete Ito.

En 1900 alcanzó la presidencia del Consejo Privado en sustitución de Ito y pasó a ocupar la vicepresidencia del senado. Ese mismo año formo parte del Comite Organizador que formó el partido Rikken Seiyukai (Amigos del Gobierno Constitucional), de índole liberal, presidido por Ito Hirobumi. Se convirtió en el líder del Seiyukai en 1903. Alternó entre 1906 y 1913 con Katsura en el puesto de presidente del Consejo de Ministros, y formó en 1906 su primer gabinete.

Trató de recortar los gastos militares y de tener el control de partido y el gabinete. Intentó ganarse el favor de los antiguos señores de los dominios. Una de sus principales medidas fue la nacionalización de los ferrocarriles. Volvió a ocupar el cargo de primer ministro en 1911. Trató de reformar el ejército, rechazando crear nuevas divisiones, lo que molestó a los altos mandos que le obligaron a dimitir en 1912. Tras abandonar el gobierno el emperador le concedió el título de Antiguo Jefe de Estado (genro), por lo que a partir de ese momento tenía la potestad de influir en el nombramiento de los nuevos primeros ministros.

En 1913 decidió que no hubiera representantes de los partidos políticos en el nuevo gobierno. Gracias a su apoyo, Hara Takashi alcanzó el cargo de primer ministro. Fue ministro plenipotenciario de la delegación japonesa que en 1919 acudió a la Conferencia de Paz de París. En 1919 ante su incapacidad para conseguir mantener el control del Seiyukai abandonó la presidencia del partido. Por sus servicios a Japón recibió en 1920 la dignidad de príncipe.

Con su influencia trató de conseguir el fin de los ultranacionalistas y los militaristas. El 1 de mayo de 1932 forzó la caída del gabinete, con lo que trataba de evitar el crecimiento del poder del ejército. Su opinión fue decisiva para que el almirante Saito ocupara ese mismo año la presidencia del gobierno. Los sectores de la extrema derecha trataron varias veces de asesinarle en los años previos a la Segunda Guerra Mundial. Tras el nombramiento en 1937 como primer ministro de Konoye Fumimaro presentó su dimisión como Consejero Imperial. Cuando falleció en 1940 recibió honores de jefe de Estado.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información