José García de Salcedo Coronel

(¿Sevilla?, ? - Madrid, 1651) Escritor español. Fue capitán de la guardia del virrey de Nápoles y gobernador de la ciudad de Capua. Elogiado por Lope de Vega como poeta, fue gran admirador de Góngora, cuyas Obras publicó en cuatro volúmenes (1626-1648). Entre sus obras poéticas cabe destacar, entre otros títulos, Rimas (1624), Panegírico al serenísimo Infante Cardenal (1636) y Cristales de Helicona o Segunda parte de las rimas (1642).


Primera edición de los comentarios de Salcedo Coronel al Polifemo

Salcedo Coronel adquirió una sólida cultura clásica en su ciudad natal y en Salamanca y, más tarde, pasó a Italia con el virrey de Nápoles, el duque de Alcalá, quien le hizo capitán de su guardia y gobernador de la ciudad de Capua. Regresó a España para ser nombrado caballerizo del infante cardenal Fernando de Austria, título que ostentaba ya en 1635 cuando consiguió licencia para publicar sus Soledades de D. Luis de Góngora, comentadas por D. García de Salcedo Coronel (1636).

Además de discípulo y admirador del autor del Polifemo, Salcedo Coronel compartió una estrecha amistad con el poeta culterano Juan de Jáuregui (caballerizo de la reina) y mereció grandes elogios de algunos de sus contemporáneos, como Lope de Vega y Vélez de Guevara, por su obra poética original: el canto en octavas que tituló Ariadna (1624), Rimas (1624 y 1627) y Cristales de Helicona o Segunda Parte de las Rimas (1642 y 1649).

No obstante, la fama de Salcedo Coronel se debe más bien a su infatigable y erudita labor como comentarista de la obra gongorina. Su Polifemo comentado se publicó en una fecha tan temprana como 1629, y tanto esta obra como su autor fueron atacados por Joseph Pellicer de Salas y Tovar (1630) –molesto por habérsele anticipado Salcedo– en sus Lecciones solemnes a las obras de don Luis de Góngora y Argote (1630).

Este fue, precisamente, el origen de la enemistad y la polémica entre ambos comentaristas, de nuevo avivada por Salcedo Coronel en la “Introducción” al citado análisis de las Soledades de 1636: si no el más extenso (a pesar de sus 318 folios), indudablemente el más útil y metódico de todos los comentarios manuscritos e impresos que se conocen sobre la obra de Luis de Góngora. Cabe mencionar, así mismo, otras obras de Salcedo Coronel, como La España consoladora. Panegírico al Serenísimo Infante Cardenal (1636) e Inscripción del sepulcro de Saturnino penitente (editado en 1890).

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información