Marqués de Salisbury

(Robert Arthur Talbot Gascoyne-Cecil, tercer marqués de Salisbury; Hatfield, 1830 - id., 1903) Político británico. Conservador, fue secretario para la India (1866-1867 y 1874-1878) y en 1877 participó en la Conferencia de Constantinopla. Ministro de Asuntos Exteriores (1878-1880), se opuso a la expansión de Rusia en el Congreso de Berlín. Nombrado primer ministro (1885-1886, 1886-1892 y 1895-1902), combatió el nacionalismo irlandés y actuó con decisión en las colonias, pero moderadamente en Europa.


Robert Gascoyne-Cecil, marqués de Salisbury

Lord Salisbury es ante todo conocido por sus éxitos en política exterior y, más concretamente, por su papel en la expansión del poder colonial británico en África. Nacido en Hatfield, una propiedad de la familia situada en Hertfordshire, estudió en la Universidad de Oxford. Fue elegido miembro de la Cámara de los Comunes como representante del Partido Conservador en 1853. Tras el fallecimiento de su padre en 1868, heredó el título de marqués de Salisbury.

No tardó en destacar como un experto en política exterior: fue secretario para la India entre 1866 y 1867 y volvió a desempeñar el mismo cargo desde 1874 hasta 1878. Ministro de Asuntos Exteriores (1878-1880) del gabinete de Benjamin Disraeli, defendió una política de dureza para evitar que Rusia se hiciera con la hegemonía de la Turquía otomana, y consiguió que Chipre fuera cedida a Gran Bretaña.

Pasó a ser primer ministro en 1885 y, salvo en un breve periodo en 1886, ocupó este puesto hasta 1892, compaginándolo con el de ministro de Asuntos Exteriores desde 1887. Durante su etapa como jefe de gobierno, los acontecimientos más destacados en política interior fueron la aprobación de la Local Government Act (Ley de Gobierno Local) de 1888 y la implantación de la educación pública gratuita (1891). En 1889 consiguió que pasara a manos de Gran Bretaña la región africana que más tarde sería Rodesia, y un año después estableció un acuerdo con Alemania para dividir el este de África en un área de influencia alemana y otra británica.

Volvió a ser primer ministro y ministro de Asuntos Exteriores en 1895; gracias a su labor, Francia aceptó que Sudán quedara bajo control anglo-egipcio en 1899. Ese mismo año hizo intervenir a su país en la Guerra Bóer, que permitió a los británicos dominar toda Sudáfrica. Antes de abandonar la política en 1902, firmó la alianza anglo-japonesa, que permaneció en vigor hasta después de la I Guerra Mundial.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información