Bartolomé Salom

Militar e independentista venezolano (Puerto Cabello, Carabobo, 1780 - 1863). Después de la revolución que estalló en Caracas el 19 de abril de 1810, Bartolomé Salom se incorporó a la milicia y apoyó el proceso independentista. Al año siguiente, como capitán de artillería, participó en el ataque a Valencia, ejecutado por el general Francisco de Miranda. Bajo sus órdenes combatió también en la batalla de La Victoria (1812).


Bartolomé Salom

Ese mismo año, al caer la Primera República, Bartolomé Salom fue hecho prisionero en el castillo de Puerto Cabello y enviado a Cádiz (España), donde meses más tarde sería puesto en libertad. En 1815 volvió a Venezuela, reincorporándose a la lucha en los ejércitos combatientes de la Nueva Granada y en la defensa de Cartagena, bajo la dirección del general José Francisco Bermúdez. Después pasó a Haití, donde bajo las órdenes de Simón Bolívar participó en la expedición de Los Cayos.

En Carúpano, siendo teniente coronel, Salom fundó el Cuerpo Nacional de Artillería del Ejército Libertador. Bajo las órdenes del general Manuel Piar, intervino en la campaña de Guayana, tomó parte en el frustrado asalto a la ciudad de Angostura (1817) y triunfó en la batalla de San Félix. En la campaña del Centro (1818) fue responsable del parque y de la artillería, actuando en el sitio y toma de San Fernando de Apure junto al general José Antonio Páez. Participó en la campaña de Boyacá y fue uno de los libertadores de la Nueva Granada.

En 1819 ejerció el cargo de gobernador y comandante de armas de Tunja. Luego tendría una destacada actuación en las batallas de Carabobo (1821) y Bomboná (1822). En 1823 sustituyó al general Antonio José de Sucre en la jefatura de los departamentos del sur de Colombia (Ecuador y Azuay). En 1827 dirigió la organización de la Hacienda Pública, en la provincia de Carabobo. Sus restos fueron trasladados al Panteón Nacional en 1909.