Mario Roberto Santucho

Revolucionario argentino (Santiago del Estero, 1936 - ?, 1976 ). Desde joven comenzó a interesarse por la política como consecuencia del debate de ideas en el seno familiar. Participó en el Centro de Estudios e Investigaciones Socio-económicas en su provincia y en la revista Dimensión, donde entró en contacto con figuras intelectuales y políticas.

Siendo estudiante de Ciencias Económicas en la Universidad de Tucumán, intervino en las luchas estudiantiles participando en la fundación del Movimiento Independiente de Ciencias Económicas (MIECE). Comenzó a interesarse por el marxismo y se perfiló como organizador. En 1961 viajó a través de varios países de América; después de pasar por Perú, Estados Unidos y México, llegó a Cuba en el momento en que el gobierno revolucionario proclamaba el socialismo.

En 1961, en su ausencia, se fundó el Frente Revolucionario Indoamericano Popular (FRIP). La nueva organización se extendió en Tucumán, y Santucho se implicó principalmente en la lucha de los obreros azucareros. Allí realizó una investigación basada en análisis marxistas que fue conocida como Cuatro tesis sobre el norte argentino.

En un intento de acercarse a otras corrientes marxistas contactó con militantes de Palabra Obrera, organización de ideología trotskista. La unificación de las dos organizaciones dio origen en 1965 al Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), que en 1968 se dividió en dos facciones: «El Combatiente», con Santucho como líder, y «La Verdad», con Nahuel Moreno al frente.

Fue detenido en 1969 y 1971, y en la cárcel impulsó los contactos con otras organizaciones revolucionarias como las FAR, las FAP y Montoneros. Influenciado por la experiencia cubana y vietnamita, el PRT optó por la lucha armada y, hacia 1970, se creó el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP).

En 1972, Santucho se fugó del penal de Rawson, pero un error hizo que un segundo contingente llegara tarde al aeropuerto de Trelew, el grupo se rindió y, poco después, 16 de los 19 revolucionarios fueron fusilados, entre ellos la esposa de Santucho.

Después de pasar por Chile y Cuba regresó a Argentina y se puso al frente del PRT-ERP. Se iniciaba en el país una compleja coyuntura y, en el marco de la agudización de los conflictos sociales, el PRT-ERP creció. En 1975, el ejército aniquiló el foco rural que el PRT-ERP venía impulsando en Tucumán.

A partir del golpe de Estado de 1976, Santucho luchó por la unidad de las fuerzas revolucionarias, pero este mismo año fue sorprendido por una patrulla militar y abatido en desigual enfrentamiento junto a Benito Urteaga, Domingo Mena, Fernando Gertel, Liliana Delfino (su segunda pareja) y Ana María Lancillotto.