Julian Schnabel

(Nueva York, 1951) Pintor y director de cine estadounidense. Surgido internacionalmente en la escena de la llamada New Image o Transvanguardia Internacional durante la década de los ochenta del siglo XX, sus inicios como pintor underground le han llevado por distintos derroteros artísticos hasta llegar al cine en los primeros años del siglo XXI.

En 1965 se traslada con su familia a Brownsville (Texas) e ingresa en la Universidad de Houston, donde se licencia en 1973. De regreso a Nueva York, participa en el Programa de Estudios Independientes del Museo Whitney (1973-1974) y trabaja como taxista. Vuelve temporalmente a Texas y en 1976 se presenta su primera exposición en el Museo de Arte Contemporáneo de Houston. De vuelta a Nueva York, trabaja como cocinero y realiza dos viajes por Europa, en los que le impresionan especialmente las arquitecturas de mosaico de Gaudí en Barcelona.

En 1979 expone por primera vez de forma individual en la galería Mary Boone de Nueva York. Repite muestra en el mismo escenario y presenta los Plate Paintings, lienzos muy empastados con platos rotos incrustados en la materia. A partir de estas dos exposiciones, Schnabel se convierte en una estrella de la New Image, lo que unido a la publicidad y atención de los medios de comunicación hace pensar a muchos que no es más que una moda pasajera. Sin embargo, ejemplifica muy bien lo que es un artista de los años ochenta, una época obsesionada por la fama instantánea donde el artista plástico alcanza el estrellato igual que el músico de rock.

En 1981 hace un exposición en las galerías Mary Boone y Leo Castelli que incluyen una composición sobre terciopelo rosa llamada Death; en estas obras se pone de manifiesto una chocante inventiva iconográfica. Al año siguiente es considerado como neo-expresionista, junto a los pintores europeos. En 1983 empieza a hacer escultura, progresando hacia grandes piezas de bronce patinado; Tomb Panels, en homenaje a Joseph Beuys, de 1989, tiene un sentido de antigüedad y poder religioso. Los cuadros de Schnabel continúan explorando las posibilidades de nuevos materiales, desde el linolium a la pasta de modelar y el terciopelo.

Incorpora palabras en su iconografía apartir de 1986 y combina referencias literarias y religiosas en la serie Recognitions de 1987-1988. En 1987, inspirado por el edificio El Carmen, del s. XIV en Sevilla, pinta signos o palabras, tomadas de una novela de William Gaddison, sobre soportes alquitranados en forma de cruz. Su obra King of the Wood, de 1984, es muy representativa de su trabajo. Pertenece a la serie de los platos rotos y representa un tema mítico y religioso: un esqueleto guardián de la muerte, descubierto en un enjambre de materiales. Sus cuadros a veces recuerdan excavaciones arqueológicas y están pintados con colores putrefactos que aluden a los moribundos y a los muertos.

El arte de Scnabel refleja un amplio espectro de influencias, especialmente la de Pollock y la de Beuys. Los grandes formatos y las sorprendentes yuxtaposiciones son factores importantes; el tono general es romántico y violento y expresa las relaciones fragmentadas entre el yo y la historia, entre la vida y la muerte. La iconografía está cargada de fragmentos y símbolos de la tradición grecorromana, la cultura contemporánea y las religiones judía y cristiana. En 1996 escribió y dirigió su primer largometraje, Basquiat, sobre el artista neoyorquino Jean Michael Basquiat, y en 2000 volvió a ponerse tras las cámaras para rodar Antes que anochezca, la biografía del escritor cubano Reinaldo Arenas.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información