Pablo Serrano

(Pablo Serrano Aguilar; Crivillén, Teruel, 1910 - Madrid, 1985) Escultor español. Continuador de los itinerarios artísticos iniciados por escultores como Julio González y Eduardo Chillida, su obra, ejecutada principalmente en hierro, reflexionó sobre la materia y el espacio, con piezas de originales y sorprendentes formas, sumamente expresivas pese a su abstracción.

Tras realizar estudios en Zaragoza y Barcelona, Pablo Serrano se instaló en Montevideo (Uruguay) en 1930. Durante su estancia en la capital uruguaya su escultura se inscribió dentro de un academicismo cada vez más expresionista, que abandonó a partir de 1946 tras su relación con el pintor Joaquín Torres García. Desde entonces comenzó a realizar sus primeras obras abstractas.


Dos figuras. Ordenación del caos (1957-1959), de Pablo Serrano

Numerosas exposiciones y varios viajes por Europa se sucedieron hasta que en 1957 se integró como miembro fundador, aunque durante un corto espacio de tiempo, del grupo El Paso, junto a los pintores Luis Feito, Rafael Canogar, Manuel Rivera, Manuel Millares, Antonio Saura y Juana Francés, que fue además su esposa.

Su obra desarrolla una plástica metálica que opone la dualidad de la materia bruta y pulida, de vacíos y llenos, así como de luces y sombras, de gran fuerza dramática. Realizó sus esculturas en series, dentro de la tendencia internacional de recrear la unidad esencial de la escultura a partir de la composición de elementos desmontables, utilizando primero alambres (Extensión de las características del cubo) y bronce (Pietà), y posteriormente elementos móviles, en una búsqueda de la participación del espectador. Pablo Serrano diseñó asimismo diversos monumentos públicos, entre ellos el dedicado a Antonio Machado (Baeza) y a Miguel de Unamuno (Salamanca). En 1982 recibió el premio Príncipe de Asturias de las Artes.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información