William Rufus Shafter

(Galesburg, 1835 - Bakersfield, 1906) Militar estadounidense. Mandó las fuerzas terrestres que participaron en la Guerra hispano-norteamericana de 1898 y conquistaron Santiago de Cuba.

En su juventud trabajó en su granja familiar y después como maestro de escuela, oficio que abandonó al comienzo de la Guerra de Secesión (1861) para alistarse como voluntario en las filas de la Unión. Como oficial del 7º regimiento de Michigan destacó en las batallas de Ball's Bluff y Richmond, hasta que en marzo de 1863 cayó prisionero durante los combates de Fair Oaks. Liberado antes del final del conflicto, fue ascendido a coronel y puesto al mando del 17º regimiento de Michigan, una unidad formada exclusivamente por soldados de color con la que tomó parte en la Batalla de Nashville (diciembre de 1864).

Su actuación en la guerra fue premiada con la Medalla de Honor del Congreso y, a su término, abandonó el ejército con el grado de brigadier general de voluntarios; pero en 1867 volvió a reingresar, ya en las fuerzas regulares, como teniente coronel de infantería. Entre 1869 y 1879 sirvió en varios puestos fronterizos en el oeste de Texas, donde frecuentemente participó en escaramuzas con las tribus indias de la zona, y en 1875 llevó a cabo la pacificación de Llano Estacado tras una larga y penosa campaña.

En 1879 fue ascendido a coronel, al mando del 1º regimiento de infantería, y después de permanecer unos años más en el suroeste, en 1886 fue destinado a California, donde llegó a ser comandante de la región. Casado con Harriet Grimes desde 1862, tuvo a lo largo de su vida constantes problemas de salud y sobrepeso, lo que no fue óbice para que desarrollara un carácter enérgico y mantenerse en activo hasta avanzada edad.

Al estallar la guerra contra España (mayo de 1898) fue ascendido a general y encargado de entrenar al 5º Cuerpo de Infantería, con base en Florida, para realizar un desembarco en la isla de Cuba. La empresa entrañaba múltiples dificultades, tanto militares (por la difícil coordinación con las fuerzas navales del almirante Sampson, las enfermedades tropicales que diezmaron seriamente sus tropas, la dificultad del terreno que entorpecía las operaciones de abastecimiento) como políticas, ya que era la primera intervención militar de envergadura de los Estados Unidos fuera de su territorio y sólo disponían de la ayuda de los independentistas cubanos.

A pesar de todo ello, Shafter consiguió rendir la ciudad de Santiago de Cuba el 17 de julio de 1898, y realizó meritorias acciones de guerra como la carga contra las posiciones de Kettle Hill y la batalla de las colinas de San Juan, aunque no pudo evitar las críticas de la prensa por su forma de dirigir la campaña y sus toscos modales hacia los corresponsales. A su regreso se encargó de las operaciones de apoyo logístico a la campaña de Filipinas y, antes de su retirada en 1901, fue ascendido a Mayor General.