Eduard Shevarnadze

Último ministro de Asuntos Exteriores de la Unión Soviética (Mamati, Georgia, 1928 -). Hizo toda su carrera en el aparato del Partido Comunista de la Unión Soviética, a partir de su rama juvenil (Komsomol). En 1972 llegó a ser primer secretario del Partido en Georgia, después de siete años como jefe de la policía en aquella República del Cáucaso. Luego dio el salto al poder central en Moscú, accediendo al Comité Central del Partido en 1976.

Allí conoció a Mijail Gorbachov, quien, una vez elegido secretario general del partido, reclutó a Shevarnadze como uno de sus principales colaboradores (1985). Entró entonces en el Politburó y sustituyó al incombustible Gromyko como ministro de Asuntos Exteriores.

Desde ese puesto se encargó de poner en práctica la dimensión exterior de la política de reformas impulsada por Gorbachov (perestroika), que incluía la renuncia de la URSS a mantener la tensión militar para seguir desempeñando un papel de gran potencia: retiró las tropas soviéticas de Afganistán, firmó acuerdos de desarme con Estados Unidos, dejó caer a los regímenes comunistas de Europa oriental.

Dimitió en 1990, en protesta por la lentitud de las reformas interiores y por la influencia de los comunistas conservadores en el gobierno; pero volvió junto a Gorbachov al producirse el golpe de Estado de 1991.

El golpe, sin embargo, provocó la desintegración de la Unión Soviética, apartando a Shevarnadze de la política rusa. Regresó a Georgia, donde en 1992 aceptó la Jefatura del Estado para detener la guerra civil que había estallado en el país. Fue reelegido en 1995.