Anastasio Somoza

(Anastasio Somoza García, llamado Tacho Somoza; San Marcos, 1896 - Ancón, 1956) Militar y político nicaragüense que ostentó un indiscutido poder personal durante casi dos décadas (1937-1956) y sentó además las bases para el establecimiento, por parte de sus hijos, de su monopolio político familiar que se prolongaría hasta 1979.


Anastasio Somoza

Hijo de un plantador de café, Anastasio Somoza García estudió bachillerato en Granada (Nicaragua) y comercio en los Estados Unidos de América. Se aseguró una sólida carrera política al contraer matrimonio con la hija de uno de los grandes terratenientes del país, de la familia Sacasa. Tras una serie de misiones diplomáticas, Somoza hizo en 1926 sus primeras armas políticas en la revolución contra el Gobierno conservador.

Una vez en el poder el liberalismo, Anastasio Somoza ocupó en 1929 un alto cargo dentro del Estado, y accedió en 1933 a la Guardia Nacional, puesto desde el que crearía una importante red de influencias. En 1933 el presidente Juan Bautista Sacasa le nombró jefe director de la Guardia Nacional, lo que lo convertía en el hombre fuerte del país.

Por aquel entonces la nación se encontraba prácticamente en estado de guerra debido a la prolongada acción guerrillera del líder revolucionario Augusto César Sandino. Desde su puesto como máximo responsable de la Guardia Nacional, Anastasio Somoza dirigió las acciones que culminaron con el asesinato de Sandino en 1934, lo que le permitió presentarse como un pacificador y abrirse paso en la conquista del poder.

En 1936, al frente siempre del Ejército, derrocó al presidente electo Juan Bautista Sacasa. Convocados los comicios, Somoza fue elegido presidente. Tras algunas vicisitudes, reformas constitucionales y pactos con la oposición, se mantuvo veinte años en el poder, aunque sólo fue presidente entre 1937 y 1947 (sus sucesores en el cargo, Leonardo Argüello Barreto y Víctor Manuel Román y Reyes, se vieron sometidos a su poder de facto) y entre 1951 y 1956, cuando recuperó la primera magistratura en unas elecciones irregulares.

En este segundo período, Anastasio Somoza desplegó una política represiva contra toda fuente de oposición (aunque no se vio libre de conatos revolucionarios y cuarteladas), amasó una ingente fortuna personal e intervino en contra de los movimientos progresistas en el ámbito centroamericano, como el promovido por Jacobo Arbenz en Guatemala.

En el plano económico, redujo la dependencia de su país de las exportaciones de plátanos (o bananos) y promovió las obras públicas. Siguió una política amistosa hacia los Estados Unidos, obteniendo de la primera potencia una importante ayuda económica. Entabló excelentes relaciones con la España franquista, ya que fue de los primeros en reconocer la dictadura del general Francisco Franco.

Herido en la ciudad de León en un atentado perpetrado por el revolucionario Rigoberto López Pérez, Anastasio Somoza fue trasladado a Ancón, en la Zona del Canal de Panamá, donde murió el 29 de septiembre de 1956, a pesar de la intervención de los médicos estadounidenses. Le sucedió su hijo Luis Somoza Debayle, primer continuador de una saga que terminaría en el hermano de Luis, Anastasio Somoza Debayle.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información