Mark Spitz

(Modesto, 1950) Nadador norteamericano. En las Olimpiadas de Munich de 1972 consiguió siete medallas de oro en las siete pruebas en las que participó, el máximo histórico en una misma edición de los Juegos Olímpicos, además de batir siete récords mundiales.


Mark Spitz

Antes de cumplir los dos años, su familia se trasladó a Hawai, y al igual que el gran nadador hawaiano del pasado, Duke Kahanemoku, aprendió a nadar en la playa de Waikiki. A los ocho años, de regreso en California, comenzó a nadar en las filas del club YMCA. Un año después tenía ya su propio entrenador, Sherm Chavoor. Practicaba natación los siete días de la semana y las 52 semanas del año. Antes de cumplir 11 años, Spitz ya era titular de 17 récords nacionales en su categoría. Poco después, su padre le inscribió en el Club de Natación Santa Clara, donde tuvo un preparador, George Haines, todavía más duro que Chavoor. En 1967 se llevó cinco medallas en los Juegos Panamericanos celebrados en Canadá.

Un año después, en los Juegos Olímpicos de México, Spitz consiguió dos oros (4x100 y 4x200 libres relevos), una plata (100 metros mariposa) y un bronce (100 metros libres), triunfos que consideró algo decepcionantes, pues esperaba conquistar cinco o seis medallas de oro. Cuatro años después, los resultados fueron muy diferentes. Ante todo, Spitz tenía un nuevo preparador, Doc Counsilman, especialista en manejar atletas, que le llevó a ganar cuatro campeonatos nacionales y dos interuniversitarios, estableciendo siete récords mundiales. Cuando el equipo de los Estados Unidos llegó a Munich, Spitz se había clasificado para siete pruebas.

Las medallas de oro que acumuló en aquellos juegos fueron siete, récord que no sería superado hasta 36 años después por un compatriota suyo, Michael Phelps. Comenzó en los 200 metros mariposa, en los que Spitz bajó su propio récord mundial en casi un segundo (2 min 00 seg 70 cent). Una hora más tarde, lideró al equipo de 4x100 relevos hacia la victoria, con una nueva plusmarca mundial. Al día siguiente volvió a la piscina para llevarse su tercer oro y batir su tercer récord mundial, esta vez en los 200 libres (1 min 52 seg 78 cent). Dos días más tarde pulverizó otras dos plusmarcas mundiales en los 100 metros mariposa (54 seg 27 cent) y los 4x200 relevos libres.

En ese momento ya había batido el récord establecido en 1964 por Don Schollander al llevarse cuatro medallas de oro en natación, e igualado al esgrimista italiano Nedo Nadi en el número de victorias en una misma edición de los Juegos Olímpicos. Para superar la marca de Nedo, Spitz necesitaba un oro más, y lo consiguió en los 4x100 estilos relevos, por lo que casi renunció a participar en los 100 metros libres, que finalmente nadó animado por su antiguo entrenador Sherm Chavoor, volviendo a establecer entonces su sexto récord mundial (51 seg 22 cent). El equipo de Estados Unidos, en el que Mark nadó el tramo de mariposa, ganó por cuatro segundos de diferencia, con otro récord mundial para Spitz, que obtenía así su séptimo oro.