Mauritz Stiller

(Helsinki, 1883 - Estocolmo, 1928) Director cinematográfico sueco, uno de los más representativos del cine sueco a lo largo de las primeras décadas del siglo XX. Fue uno de los pilares de la cinematografía nórdica junto a Victor Sjöstrom, con quien colaboró estrechamente, y dejó huella en el Hollywood de los años veinte.

De origen judío, quedó huérfano muy pronto y fue recogido por una familia de comerciantes. Desde pequeño mostró aptitudes para la música -su padre fue músico militar zarista- y la escena. Para evitar el servicio militar y la cárcel se marchó a Suecia, donde pasó una etapa difícil de subsistencia hasta que encontró en la interpretación un modo de vida, primero en todo tipo de compañías teatrales y después en el cine.

El productor Charles Magnusson le contrató para trabajar en sus películas. Coincidió, en 1911 con otro joven llamado Sjöstrom, con quien entablaría una gran amistad con los años. Sus primeros trabajos se ajustaron a las líneas de producción de la época, en películas cortas, de pocas bobinas, y con estructura de serial, sobre historias extraídas muchas veces de las noticias ofrecidas por la prensa diaria.

Sus películas se apoyaron en obras literarias (en especial en las novelas de Selma Lagerlöf, Johannes Linnankoski y Juhani Aho) y abordaron cierto realismo o el mundo fantástico muy propio del cine nórdico, a caballo de una poética y esplendor muy propios. Demostró una gran intuición, destreza e ingenio, capaz de sugerir más que de mostrar, lo que le supone un refinado estilo en la composición visual, en la que se reafirmó como un artista completo, especialmente dotado para la comedia y el drama.

Entre sus primeras películas como director cabe destacar Las máscaras negras (1912), Gränsfolken (Los fronterizos,1913) y Lekkamraterna (Compañeros de juegos, 1915), alguna de ellas protagonizada por Victor Sjöstrom al que dirigió, también, en otros films como Vampyren (1913), Barnet (El niño, 1913), För sin kärleks skull (Por su amor, 1914), La mejor películas de Thomas Gaal (1917) y Thomas Graal bästa barn (El primer hijo de Tomás, 1918).

Intentó, en cualquier caso, trasladar al cine sueco algunas de las historias que abundaban en otras cinematografías -especialmente la estadounidense-, experimento que produjo resultados diversos pero efímeros en parte de sus producciones (muchas de las cuales apenas fueron vistas en unos pocos países extranjeros en su momento, aunque sí recuperadas décadas después en muestras cinematográficas de filmotecas europeas; una parte de su trabajo quedó destruido en el incendio de la Svenska). Problemas conyugales, amistades tempestuosas, conductas sexuales, sentimientos, naturaleza. todos los temas de honda tradición y repercusión moral afloraron en películas de diversa envergadura como Sängen om den eldröda blomman (El canto de la flor escarlata, 1919), El tesoro de Arne (1919), Erotikon (1920), Gunnar Hedes saga (El viejo castillo, 1923) y La expiación de Gosta Berling (1924), en la que trabajó Greta Garbo, actriz de la que Stiller siempre quiso ser su Pigmalión.

A mediados de los años veinte marchó a Hollywood con Greta Garbo tras recibir una oferta de Louis B. Mayer. Mientras la actriz consiguió consolidar su carrera, el inquieto director no logró integrarse en ella. No fue capaz de entender la política de la Metro Goldwyn Mayer -se enfrentó nada más llegar con Irving Thalberg, el productor del Estudio-, para la que codirigió con Fred Niblo La tierra de todos (1926). No obstante, sí encajó en la Paramount, en la que obtuvo, con Pola Negri, interesantes éxitos con Hotel Imperial (1927) y Confesiones (1927).

Stiller fue otros de los directores que no encontró acomodo en Hollywood debido, básicamente, a que entendió y defendió siempre un cine estéticamente muy cuidado, sensiblemente fuerte, que la máquina de producir hollywoodiense arrasó al imponerle un rígido control industrial y comercial. No logró terminar La calle del pecado (1928) por problemas de salud y regresó a Estocolmo, donde falleció.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información