Gustav Stresemann

(Berlín, 1878-1929) Político alemán del periodo de Entreguerras. Perteneciente a una familia de empresarios cerveceros, había estudiado economía y llegó a presidir la federación de industriales de Sajonia (1902).


Gustav Stresemann

Luego se lanzó a la política, en las filas del Partido Nacional-Liberal (más tarde llamado Partido Popular), un grupo de derechas, nacionalista y expansionista que tardó bastante tiempo en aceptar el régimen republicano y democrático implantado por la Constitución de Weimar (1919) y el Tratado de Paz de Versalles (1918) del que había nacido el nuevo régimen. Gradualmente fue moderando sus posturas y llevando al partido (que lideraba desde 1917) a aceptar las cláusulas del Tratado más lesivas para Alemania, como forma de recuperar el entendimiento con las potencias occidentales y relanzar así la influencia económica y política del país en el exterior.

En 1923 Gustav Stresemann fue llamado a presidir como canciller la «gran coalición» de gobierno que pretendía resolver la crítica situación económica y política del país (agravada por la ocupación de la cuenca minera del Rhur por Francia como garantía del cobro de sus indemnizaciones de guerra, que la maltrecha economía alemana no podía pagar).

Stresemann tuvo el valor de suspender la política de resistencia pasiva decretada por sus antecesores y muy popular entre la población, a fin de buscar una salida negociada; consiguió estabilizar el marco, y desbarató el intento de golpe de Estado ultranacionalista (el «putsch de la cervecería», 1923) protagonizado por Hitler. Aunque cayó del poder en aquel mismo año, siguió siendo ministro de Asuntos Exteriores en todos los gobiernos hasta su muerte en 1929.

Con su política de diálogo y de consenso consiguió fortalecer la posición internacional de Alemania e, indirectamente, su estabilidad interior: mejoró las relaciones con Francia y Gran Bretaña aceptando el Plan Dawes para el pago de las reparaciones de guerra (1924), los pactos de fronteras y seguridad de la Conferencia de Locarno (1925) y el Pacto Briand-Kellog de renuncia a la guerra en las relaciones internacionales (1928); consiguió la evacuación del Rhur (1925), el ingreso de Alemania en la Sociedad de Naciones con un puesto permanente en el Consejo (1926) y la retirada del control militar de los aliados (1927).

Gustav Stresemann recibió el Premio Nobel de la Paz en 1926, compartido con Aristide Briand. Murió de un ataque de apoplejía cuando acababa de anunciar públicamente su apoyo al plan de integración política europea propuesto por Briand.