Yves Tanguy

(París, 1900 - Woodbury, 1955) Pintor surrealista francés. En 1923, luego de servir en la marina mercante y sin contar con estudios artísticos formales, se despertó su vocación al ver las obras de Giorgio de Chirico y comenzó a pintar. Se integró al grupo surrealista en 1925 y participó en todas sus exposiciones más importantes. Desarrolló un estilo original, que recuerda el de Salvador Dalí, que presentaba extrañas figuras amorfas y objetos no identificables en paisajes yermos, con luz brillante y horizontes infinitos. Pese a sus suaves y esmerados detalles, sus pinturas poseen una calidad atemporal y onírica. Emigró a Estados Unidos en 1939.


Yves Tanguy

Aunque mientras estudiaba en el Liceo conoció a Pierre Matisse, al que le unió una estrecha amistad y quien sería su futuro marchante, el joven Yves Tanguy no parecía sentir inclinación por el arte. Desde 1918 trabajó en la marina mercante y viajó por África, América del Sur e Inglaterra. Durante el servicio militar trabó amistad con el poeta Prévert; a su vuelta a París, en 1922, empezó a dibujar escenas de la vida urbana, muy influido por Maurice de Vlaminck. Un año después se consolidó definitivamente su vocación de pintor al descubrir los cuadros de Giorgio de Chirico. En 1925 André Breton lo acogió como miembro del grupo surrealista; desde hacía un año compartía con Jacques Prévert y Georges Duhamel una habitación que se convertiría en lugar de encuentro de los surrealistas.

Aunque carecía de formación específica, Yves Tanguy desarrolló su estilo rápidamente; en 1927 su obra tenía ya una impronta personal. Su primera exposición individual tuvo lugar en 1927 en la Galería Surrealista de París. De ese año es la tela Mamá, Papá está herido, en la que muestra ya un estilo ilusionista que variaría poco en su obra posterior. Al año siguiente participó en la exposición de los surrealistas en la galería Au Sacre du Primtemps de París. Tras un viaje a África (1930), empezó a insertar en sus cuadros imágenes de formaciones geológicas que había visto.


Dama ausente (1942), de Yves Tanguy

Sus obras de madurez evocan paisajes imaginarios, recuerdos de playas o desiertos, como Cuatro horas del verano o Anhelo. El espacio de sus cuadros está habitado por formas biomórficas tridimensionales que deben mucho a Jean Arp, Joan Miró y Pablo Picasso, con las cuales acabó saturando el espacio en sus últimas obras. Escueto de color, silencioso y quieto, su trabajo es destacable por su combinación de un lenguaje abstracto moderno con un elaborado estilo académico. La influencia de Chirico fue también decisiva en el tratamiento de las sombras de estos paisajes.

En 1939 conoció a la pintora Kay Sage, con la cual viajó por el sur de Estados Unidos. Un año después se estableció en Connecticut y participó en la exposición Artistas en el exilio en la galería Pierre Matisse de Nueva York. Algunos años más tarde, en 1948, adoptó la nacionalidad norteamericana, lo que no le impidió seguir exponiendo en Europa; así, en 1947 participó en la exposición Le Surréalisme, organizada por André Breton y Marcel Duchamp en la galería Maeght de París.

Cómo citar este artículo:
Fernández, T. y Tamaro, E. (2004). . En Biografías y Vidas. La enciclopedia biográfica en línea. Barcelona (España). Recuperado de el .

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información