Heihachiro Togo

(Kagoshima, 1847 - Tokio, 1934) Almirante japonés. Hijo de un samurái del clan Satsuma, a los 16 años tomó parte en la defensa de la ciudad contra los ingleses, el 15 de abril de 1863. En 1867 Togo servía en el primer barco de guerra de su clan, el "Kasuga Maru", con la misión de proteger el servicio de transportes entre Kagoshima y Kobe, con el cual persiguió a la flota rebelde del shogunado hacia Yesso. En marzo de 1871 viajó a Inglaterra para instruirse; estudió ciencia naval en la Real Academia de Marina de Greenwich en Londres hasta 1878.


Heihachiro Togo

Nombrado en 1891 comandante del crucero acorazado "Naniwa", el 25 de julio de 1894 hundió un buque inglés al servicio de China, con lo que provocó de este modo la Guerra Chino-Japonesa (1894-1895). Tomó parte activa en la victoria naval de la desembocadura del Yalu, en la ocupación de la península de Pescadores y en el bloqueo de Wei-hai-wei; por todo ello fue promovido a contraalmirante con una pensión vitalicia. En 1898 fue nombrado vicealmirante y jefe de la nueva estación de Maizuru, en el mar del Japón. En diciembre de 1903 sería nombrado comandante en jefe de la flota y almirante en 1904.

El 8 de febrero de 1904 atacó la escuadra rusa en Port-Arthur y en la rada de Chelumpo, donde se encontraba el cañonero ruso "Korietz". De este modo, sin declaración, comenzaba la guerra ruso-japonesa. Togo cumplió con su misión de ahorrar la fuerza de ataque de su flota y cubrir los transportes de tropas por medio de ataques frente a Port-Arthur, hasta que un ataque sorpresa, en noviembre de 1904, a la cota 203, decidió la suerte de los barcos refugiados en Port-Arthur. Togo cubrió con sus barcos el desembarco de las fuerzas niponas, que conquistaron la plaza.

Rusia envió la flota de refuerzo bajo Rodjestuensky, y éste hubo de rodear África para llegar a la bahía de Tsushima, escenario donde se libraría la batalla decisiva, a finales de mayo de 1905. El almirante japonés disponía de cuatro acorazados, ocho cruceros acorazados, dieciséis cruceros y veintiún destructores frente a once acorazados, un crucero acorazado, ocho cruceros y nueve destructores rusos.

Togo envió sus cruceros para tener un contacto visual y forzó un combate artillero contra la armada rusa. En 35 minutos desorganizó sus líneas y al retirarse los barcos rusos hacia Vladivostok, consiguió acosarles hasta convertir la batalla en la mayor victoria conseguida por un bando con barcos de vapor y sin el apoyo de la aviación. Japón tuvo 117 muertos y Rusia cerca de 4.800. Togo destruyó 25 de los 33 barcos rusos, y la victoria supuso la aniquilación de la flota rusa del Báltico. Su maniobra sería en adelante utilizada por los franceses e ingleses.

Este decisivo triunfo significó también la primera ocasión en que una nación asiática vencía a una nación europea, y forzó a los países occidentales a considerar Japón como un igual. El hundimiento posterior del buque de Togo, el "Mikasa", el 10 de septiembre de 1905, en Sasebo, fue producto de una inflamación espontánea de polvorín. El barco sería reparado en 1927, luego introducido en una fosa que se rellenó con cemento en Yokusaka, y se convirtió en un monumento nacional. Se conserva, además, el camarote del almirante, así como ropa y objetos personales.

En 1913 ascendió al cargo de Almirante de la flota imperial japonesa y Canciller del emperador. De 1914 a 1924 estuvo a cargo de la educación del futuro emperador Hirohito. Obtuvo además los títulos de conde en 1907 y marqués en 1934.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información