Urbano IV [Jacques Pantaleón]

(Troyes, hacia 1200 - Perugia, 1264) Papa (1261 - 1264). Estudió en París, superando su humildísima estirpe. Fue canónigo de Laon y arcediano de Lieja. En 1253 fue nombrado obispo de Verdún y en 1255 patriarca de Jerusalén en tiempos de grandes calamidades para los cristianos de la Tierra Santa.


El papa Urbano IV

A la muerte de Alejandro IV en 1261, tuvo que acudir al cónclave para salvar el punto muerto en que se encontraba la elección papal en manos de ocho cardenales existentes. Fue elegido pese a no ser cardenal ni de noble alcurnia, ni formar parte de los electores, después de tres meses de cónclave, y consagrado el 4 de septiembre de 1261.

Su primer acto fue nombrar catorce nuevos cardenales franceses, asegurando así el predominio de Francia. Urbano no residió nunca en Roma; estableció la curia en Orvieto y más tarde en Perusa. Instituyó la fiesta del Corpus Christi. Intentó una cruzada para liberar el imperio latino de Constantinopla, que acababa de caer en manos de los griegos.

Fue un inteligente diplomático, con preclara inteligencia y destreza política. Trató de afianzar la influencia del papado negociando con Luis IX de Francia el advenimiento de Carlos de Anjou a Sicilia y oponiéndose a las aspiraciones de Ricardo de Cornualles y Alfonso X de Castilla.

De sus escritos se conserva un volumen de Cartas, una paráfrasis del salmo Miserere y una descripción de Palestina titulada Jacobi Pantaleonis. Le sucedió Clemente IV.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información