Urbano V [Guillaume de Grimoard]

(Grisac, hacia 1310 - Aviñón, 1370) Papa (1362 - 1370). De noble familia, recibió una esmeradísima educación en Montpellier y Toulouse. Aunque hijo de un caballero y destinado, por tanto, a la carrera de las armas, se hizo monje benedictino en el priorato de Chirac, cerca de su ciudad natal. Estudió en las universidades de Toulouse, Montpellier, París y Aviñón, y en 1342 se doctoró. Enseñó derecho canónico en todas ellas.


El papa Urbano V

El papa Inocencio VI murió en diciembre de 1361; Urbano V ascendió al solio en 1362 y se trasladó de Italia a Aviñón, donde le habían elegido los cardenales y donde habían residido los papas durante más de cien años.

Posteriormente viajó a Roma con el fin de confirmar con su presencia la reconquista de los Estados Pontificios por el cardenal Albornoz. Tuvo una acogida apoteósica, pero con el tiempo comenzó a sentirse extraño en Roma y deseó regresar a su país natal. Una nueva guerra entre Francia e Inglaterra le decidió a volver.

Durante su pontificado patrocinó muchas misiones y fomentó la cultura, ayudando a muchas universidades y fundando las de Cracovia y Viena. Espléndido mecenas de casi todas las universidades de su tiempo, creó muchas becas; construyó también la abadía de San Víctor de Marsella. Le sucedió Gregorio XI. Fue beatificado en 1870.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información