Juan Van Halen

(Isla de León, Cádiz, 1788 - Puerto de Santa María, 1864) Militar hispanobelga que participó en la Guerra de la Independencia (1808-1814) y llevó una azarosa vida durante el reinado de Fernando VII por sus ideas constitucionales; más tarde defendió la monarquía liberal de Isabel II.

Tras ingresar en la Armada, alcanzó el grado de guardamarina en 1802; navegó luego por América y Europa; en 1805 tomó parte en la batalla de Trafalgar (octubre de 1805) y pasó luego al Ministerio de Marina.

Al ser invadida España por los franceses y estallar la guerra contra Napoleón en 1808, fue movilizado y participó en acciones contra las tropas enemigas (defensa de Madrid -alzamiento de Lavapiés- junto con José Hezeta, mayo de 1808; El Ferrol, 1809). Fue capturado en Galicia; cambió de bando y pasó al servicio de José I Bonaparte en Madrid; combatió en Alemania (1809) y formó luego parte del Estado Mayor del mariscal Luis Gabriel Suchet.

Volvió al lado español proporcionando unas órdenes falsificadas que sirvieron para avanzar en Aragón y Cataluña (toma de Mequinenza -Zaragoza-, Monzón -Huesca-, y Lérida), y fue ascendido a capitán de caballería en el Regimiento de Cazadores de Madrid; todo lo cual no impidió que fuese encarcelado brevemente en 1815. Tras ser liberado, fue ascendido a teniente coronel.

Sin embargo, entró en una sociedad secreta en Granada, que consolidó en Cartagena y Murcia, y tuvo relación con el liberal Torrijos, por lo que fue arrestado por el brigadier Iriberri y volvió a la cárcel el 21 de septiembre de 1817 (retenido en los calabozos de la Inquisición de Murcia y luego trasladado a los de Madrid). Tras escapar de prisión, se exilió en Rusia y enroló en el ejército del zar Alejandro I (nombrado mayor de un regimiento de cosacos en el Cáucaso); fue el primero de una serie de destierros a diversas partes del mundo.

Volvió a España en febrero de 1821, con el advenimiento del Trienio Liberal (1820-1823). Estuvo a las órdenes de Espoz y Mina y sirvió en el Regimiento de la Constitución en Cataluña, pero debió salir del país a causa de la invasión de los Cien Mil Hijos de San Luis en apoyo de Fernando VII en 1823.

En esta ocasión marchó a Cuba, México y Estados Unidos y luego, en 1826, a Francia y Bélgica; al comenzar la Revolución de 1830 se encontraba en Bruselas, donde se hizo cargo como teniente general de la dirección de las fuerzas insurrectas, además de ser nombrado gobernador de Brabante meridional. En 1931 formó un batallón de belgas con ayuda de Mendizábal, para defender a los liberales antimiguelistas de Portugal.

Muerto Fernando VII en 1833, pudo volver Van Halen a España en febrero de este año (con algunas estancias breves en 1835, 1837 y 1838 en Bélgica e Inglaterra), luchando contra los partidarios de Carlos María Isidro en la Primera Guerra Carlista (1833-1840) Muy próximo a Espartero, a su caída en 1843 le acompañó a su exilio inglés; regresó a Madrid en 1854, fue condecorado con la Gran Cruz de Carlos III (30 de noviembre) y desde esta fecha hasta 1856 (Bienio Progresista) asumió la presidencia del Tribunal Supremo de Guerra y Marina. Se había casado con María Quiroga hacia 1821 y, muerta ésta, con Clotilde Butler después de 1854.

Escribió algunos libros y folletos propagandísticos y de memorias: Dos palabras al público por una víctima de la Inquisición (Madrid, 1821); Verdades oportunas expuestas a Su Majestad (Madrid, 1821); Memorias (París y Bruselas, 1827, traducidas al inglés ese año y al alemán en 1828); Relación circunstanciada de su cautividad en los calabozos de la Inquisición, su evasión y emigración (París, 1828); Les quatre journées de Bruxelles (Los cuatro días de Bruselas, Bruselas, 1851). Muchos de estos escritos tuvieron gran repercusión en Europa.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información