Familia Velasco

Estirpe castellana oriunda del Pirineo Occidental, posiblemente de Pamplona.
Velasco el Gascón, es nombrado ya en el s. VIII, cuando fue puesto al frente del Gobierno de Pamplona después de una revuelta musulmana (799). En el s. X, el apellido emparentó con la familia de Íñigo Íñiguez, pero el origen más próximo de los Velasco castellanos radica en la región alavesa, donde entroncaron con los Álava, para extender su poder hacia otras comarcas (Castilla la Vieja y La Rioja).
Juan de Velasco, camarero mayor de Enrique III (1390-1406), formó, junto a otros miembros de la corte, una liga nobiliaria opuesta al infante Fernando de Antequera (1407), hasta que en 1409 se reincorporó a la corte como tutor del príncipe heredero.
Pedro Fernández de Velasco, conde de Haro, intervino en las luchas que acabaron con la caída de Álvaro de Luna (1453). En 1462 fue nombrado condestable de Castilla e intentó sin éxito apoderarse de los gobiernos de Vizcaya y Guipúzcoa. Los Velasco fueron un importante apoyo de los Reyes Católicos y de los Austria, y alcanzaron su apogeo bajo el reinado de Carlos V.
Íñigo de Velasco, condestable de Castilla. A lo largo del s. XVI fueron decayendo, pese a que se distinguieron como funcionarios de la corona, especialmente en América.
Luis de Velasco fue virrey de Nueva España; su hijo Luis ocupó el virreinato del Perú y presidió el Consejo de Indias.