Juan Antonio de Vera y Figueroa

(Juan Antonio de Vera y Figueroa Ávila y Zúñiga, primer conde de la Roca; Mérida, 1584-Madrid, 1658) Diplomático e historiador español. Formó parte del Consejo de Hacienda, fue embajador en Saboya y Venecia (1632) y asesor militar de Felipe IV. Escribió Epítome de la vida y hechos del invicto emperador Carlos V (1645), Resultas de la vida (1643, biografía del tercer duque de Alba), El rey don Pedro defendido (1647) y Fragmentos históricos de la vida de don Gaspar de Guzmán, conde de Olivares.

Juan Antonio de Vera y Figueroa fue comendador de La Barra, proveedor de las mesas de Felipe IV, miembro del consejo supremo de Guerra y del de Hacienda, y embajador extraordinario ante la República de Venecia y otros Estados italianos. Los cargos administrativos desempeñados y la prolongada permanencia en varias cortes extranjeras no le impidieron el cultivo de las letras.

Dentro del conjunto de sus obras cabe destacar El embaxador (Sevilla, 1620), traducida al italiano y al francés; Vida de Santa Isabel de Portugal (Roma, 1625) y Epítome de la vida y hechos del emperador Carlos V (Milán, 1645). Algunos críticos, además, le atribuyen un Centón epistolario integrado por ciento cinco cartas de cierto bachiller Fernán Gómez de Ciudad Real, médico de la corte de Juan II; la primera edición del texto, considerada falsa, se halla fechada en Burgos (1499). En realidad, parece haber sido publicado en Italia hacia 1630; en su lenguaje figuran, mezclados al castellano antiguo, evidentes italianismos. Con tal obra Juan Antonio de Vera y Figueroa debió de querer justificar la antigüedad de su familia.

Vera y Figueroa había traducido al español La Jerusalén Libertada de Torquato Tasso, y en el último momento pensó en transformar su traducción en un poema original que cantase la conquista de Sevilla, realizada en el siglo XIII por Fernando III el Santo. Resultado de ello fue su obra El Fernando (Milán, 1632), uno de los más curiosos ejemplos de centones mediante traducción que se pueden citar en la historia de los fraudes literarios. Vera dejó asimismo algunas traducciones de Marcial.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información