Jaume Vicens Vives

(Jaume -Jaime- Vicens Vives; Girona, 1910 - Lyon, 1960) Historiador español, fundador de la nueva historiografía española. Muy joven, obtuvo la cátedra de Historia económica en la Universidad de Barcelona. Estudioso de la historia de Cataluña en los inicios de la Edad Moderna (su tesis doctoral está dedicada a Fernando II y la ciudad de Barcelona 1479-1516), prestó siempre particular atención a los problemas económicos y sociales, incluso en obras que tratan principalmente de temas políticos y diplomáticos como Fernando el Católico, príncipe de Aragón, Rey de Sicilia, 1458-1478 (1952), Juan II de Aragón (1398-1479) (1953), y Monarquía y revolución en la España del siglo XV (1953).


Jaume Vicens Vives

Fue autor, además, de diversos estudios de historia económica sobre problemas y aspectos específicos (Historia de los remensas en el siglo XV, 1945; La última etapa del problema agrario catalán durante el reinado de Fernando el Católico, 1954), y de un importantísimo Manual de historia económica de España (1959). Partiendo de este interés historiográfico y de algunas significativas experiencias en el campo de la geopolítica (España. Geopolítica del Estado y del Imperio, 1940, y Tratado general de geopolítica, 1950), encontró en la escuela francesa de los Annales un punto de referencia esencial en cuestiones metodológicas.

El fruto quizás más maduro y significativo de su actividad como estudioso es la Aproximación a la Historia de España, publicado primero en 1952 y más tarde en una edición ampliada en 1960, en la que esboza las líneas esenciales de la evolución de la Península Ibérica desde los primeros asentamientos humanos en época prehistórica.

Esta síntesis de la historia española viene a ser un resumen de los métodos y estudios realizados en cada aspecto y, según puntos de vista totalmente nuevos, una exposición de las cuestiones a investigar. El autor hace una distinción con respecto a su contenido entre hipótesis de trabajo y tesis que pueden considerarse como firmes. En la edición de 1960, Vicens añadió tres capítulos nuevos, dos anteriores a la Historia romana y uno relativo a la Edad Media. El prólogo da la clave de la orientación de toda la obra, pues en él expone la evolución moderna acaecida en la metodología historiográfica, con respecto a la cual Vicens define su posición como investigador histórico.

Su importancia en la historiografía española ha sido posteriormente confirmada por su intensa actividad como organizador cultural: fue fundador y director de la revista Estudios de historia moderna (1951) y, a partir de 1953, del Índice histórico español, un boletín bibliográfico de historia hispanoamericana. Promovió además la importante colección Historia social y económica de España y América.