Familia Visconti

Familia que gobernó Milán entre 1277 y 1447. Su nombre procede probablemente del oficio de vizcondes de Milán que desempeñaron hereditariamente desde el siglo XI. Aunque decían descender de un rey lombardo (el pueblo germánico que se estableció en el norte de Italia al descomponerse el Imperio romano), más bien parece que eran una familia de la pequeña nobleza, con propiedades en la zona del lago Como y del lago Mayor, que adquirió poder a partir de Otón Visconti (1207-95), arzobispo de Milán que hizo frente a la familia dominante de la ciudad, los Della Torre.

Tras vencerles en 1277 asumió el poder temporal y lo transfirió a su sobrino-nieto Mateo I (1250-1322). Éste consiguió ser reconocido señor de Milán y vicario del emperador germánico en la ciudad, y bajo ese título extendió su poder por el territorio circundante, venciendo la oposición del papa Juan XXII.

En 1322 abdicó en su hijo Galeazzo I (h. 1277-1328), que continuó la expansión territorial y la consolidación de la dinastía, estableciendo alianzas matrimoniales con otros príncipes de Italia, Francia y Alemania. Le sucedieron su hijo Azzo (1302-39) y sus hermanos Luchino (1292-1349) y Giovanni (1290-1354). Este último, que además fue obispo de Milán, legó el estado milanés a un triunvirato formado por sus sobrinos: Mateo II (h. 1319-55), Bernabò (1323-85) y Galeazzo II (h. 1321-78). Al morir el primero de ellos, los otros dos se repartieron el territorio, quedándose Bernabò con la zona oriental, alrededor de Milán, y Galeazzo con la occidental, en torno a Pavía. En esta ciudad estableció la universidad y protegió a artistas e intelectuales.

Su hijo y sucesor, Gian Galeazzo (1351-1402) hizo la guerra contra su tío y suegro Bernabò, al que derrocó y apresó para reunificar la herencia de los Visconti en 1385. Instalado nuevamente en Milán, entre 1387 y 1401 conquistó Vicenza, Verona, Padua, Pisa, Siena, Perugia, Lucca y Bolonia, formando un extenso conglomerado territorial en el norte de Italia. Consolidó estas conquistas con la centralización de la administración y el fomento de la industria y las artes (hizo construir la catedral de Milán). El emperador le reconoció en 1395 el título hereditario de duque, pasando a constituirse los estados de los Visconti como Ducado de Milán.

Con Gian Galeazzo llegaron los Visconti a su máximo esplendor, pues en el reinado de su hijo Giovanni Maria (1388-1412) perdieron gran parte de las conquistas anteriores. Fue asesinado en una conspiración y le sucedió su hermano Filippo Maria (1392-1447). Éste recuperó el control sobre algunas ciudades, recabando la ayuda de las tropas de algunos importantes condotieros (capitanes de mercenarios): primero las de Facino Cane, que consiguió casándose con su viuda; y luego las de Francesco Sforza, casado con su única hermana. Designó como heredero a Alfonso V, el Magnánimo, de Aragón. Pero Sforza no respetó esta última voluntad y, después de morir su cuñado, impuso su propio poder en la ciudad, manteniendo la independencia del Ducado de Milán, pero bajo la nueva dinastía de los Sforza.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información